Noticias : Entrevistas : "Las ciudades no pueden ser cloacas, pero tampoco perfumerías"

Noticias de Arquitectura

"Las ciudades no pueden ser cloacas, pero tampoco perfumerías"

"Es una perversión pensar que la estética es algo inútil en tiempo de crisis" (Sab, 29 May 2010)
M. LÓPEZ Antón Amann apuesta por “reconquistar” la ciudad aprovechando las nuevas tecnologías que ofrece la luz artificial. El arquitecto, que pronunció ayer una conferencia en el COAG de Vigo, considera que las urbes “se han diseñado por la noche sólo pensando en los vehículos y en la seguridad de las personas”. Cree que es el momento de pensar en la ciudad de otra manera –“ni como una perfumería ni como una cloaca”, precisa– y de poner en valor el patrimonio arquitectónico a través de la luz. Entre sus múltiples trabajos figura el diseño lumínico del Auditorio de Beiramar, un edificio “con identidad propia” y del que espera que se enorgullezcan todos los vigueses.

– ¿Cómo se plantea la iluminación en el Auditorio de Vigo? ¿Qué la diferencia de otros palacios de congresos en los que ha trabajado?

– En la sala de espectáculos no hay luz natural, que es lo conveniente. Sus paredes están forradas de madera y se generan como branquias de pez por las que sale la luz. En el techo proponemos como una constelación de puntos de luz colocados aleatoriamente de forma que ese techo sirva para poner las luminarias para el patio de butacas. En cuanto al vestíbulo del edificio, se plantea como una especie de tramoya con grandes peines de luces para que se puedan realizar allí presentaciones, en el propio hall. En relación a las diferencias con otros proyectos, cada edificio es un mundo, no hay dos iguales.

– ¿Estamos hablando de un proyecto lumínico singular?

– Sin duda. Porque el propio proyecto de arquitectura, de César Portela, es singular. Esperamos poder sorprender, que Vigo tenga un auditorio del que se sienta orgulloso, se distinga de otros auditorios y tenga su propia identidad. Estamos seguros de que será así.

– ¿De qué forma apreciará el público esa combinación de luces en la sala de espectáculos?

– Mi mayor ilusión es que la gente se sienta a gusto, que esté bien, sin necesidad de darse cuenta de que ha habido un intenso trabajo para crear ese ambiente.

– Iluminar las fachadas de los edificios es una tendencia en auge. ¿Lo considera un derroche teniendo en cuenta la situación económica actual?

– En absoluto. En términos generales, la luz no supera el 20 o el 25% de los costes energéticos de las ciudades. Proporcionalmente al bien que produce, el coste es muy bajo. Y de ese 20 por ciento, la iluminación exterior, de las fachadas, supondría como mucho la cuarta parte. Tenemos que aprovechar las nuevas tecnologías para pensar en la ciudad de otra manera.

– ¿De cuál?

– Las ciudades se han construido por la noche sólo pensando en los vehículos y en la seguridad ciudadana. Creo que es el momento para hacer de ellas espacios agradables para la gente. Hay que reconquistar la ciudad por la noche. Tenemos un patrimonio arquitectónico soberbio que podemos iluminar a costos bajos. Es como si no iluminamos los cuadros de un museo.

– Habla de una mejora a nivel estético.

– Pensar que la estética es algo inútil en tiempos de crisis es una perversión. No podemos hacer de las ciudades ni perfumerías ni tampoco cloacas. Éste es el reto. Ya que tenemos que cambiar por las nuevas tecnologías lumínicas, aprovechémoslas y mejoremos las urbes por la noche.

– ¿Qué tipo de tecnologías?

– Los leds van a sustituir a muchas fuentes convencionales, como lámparas de descarga o de vapor de mercurio, puesto que los leds también consumen menos. Se están implantando a una velocidad imparable.

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.