Noticias : Exposición Universal de Shanghai : Shangai: Explorando el futuro de las ciudades

Noticias de Arquitectura

Shangai: Explorando el futuro de las ciudades

En la hiperdesarrollada ciudad china, la Exposición Universal es el escenario donde se plasman los conceptos del urbanismo del siglo XXI. Una selección de los mejores pabellones de la muestra y sus propuestas constructivas. El stand argentino. (Mar, 01 Jun 2010)
Cambiar la vida! ¡Cambiar la sociedad! Estas ideas pierden sentido si no se es capaz de producir un espacio adecuado”. Las palabras de Henri Lefebvre datan de 1971 y casi 40 años más tarde, no parecen haber perdido vigencia a juzgar por lo que se ve en la Exposición Mundial Shangai 2010, inaugurada el 1° de mayo pasado en la hiperdesarrollada ciudad china.
Bajo el lema Mejor ciudad, mejor vida , el encuentro pone a las ciudades y su futuro en el centro de la escena, haciendo hincapié en la importancia del desarrollo sustentable y en el carácter indivisible que hay entre lo urbano y la calidad de vida , una consigna mayúscula a la hora de pensar las metrópolis del siglo XXI (ver Números...
en pág. 12).
Los proyectos aquí expuestos, entre los que se encuentran los pabellones de Inglaterra, Chile, Brasil, México, Emiratos Arabes Unidos, Dinamarca, Suiza, España y Alemania fueron seleccionados por Diario de Arquitectura por ser los que mejor reflejan en su diseño y construcción los principios que hacen a la temática general de la exposición.
Concebido por Sabbagh Arquitectos , el proyecto de Chile es un volumen de 2.500 metros cuadrados, formado por numerosas salas que hacen las veces de capítulos de un gran relato que se estructura al recorrer el pabellón.
La Ciudad de las Relaciones , una visión que sostiene que las interconexiones humanas son la base para lograr un ambiente urbano sustentable, se puede recorrer a través de una rampa de madera que atraviesa todo el edificio y finaliza en una plaza.
Una fachada transparente, protegida por una malla de acero, envuelve el pabellón y revela todo el movimiento interior. La materialidad está pensada en base a dos premisas: responder a las exigencias de una construcción temporal y ser funcional a los propósitos del programa y de lo que se quiere mostrar. Es por eso que todas las partes, salvo las fundaciones, son desarmables y reutilizables. Los cielo rasos y los revestimientos están hechos de madera de pino renovable de distintas plantaciones chilenas.
El pabellón de Brasil fue diseñado por el arquitecto Fernando Brandao y está inspirado en el concepto de Ciudades pulsantes . La pulsación está representada por los paréntesis invertidos que constituyen la fachada y la cobertura cóncava que envuelve al edificio de base rectangular. Esta está hecha de madera reciclada pintada de verde y se sostiene sobre un bastidor metálico.
Los arquitectos de Slot Studio fueron los responsables del pabellón mexicano . Desarrollaron su propuesta en torno a la idea de Vivir mejor , en línea con la temática general de la Exposición Mundial. El diseño no busca crear un edificio protagonista sino cobijar un espacio verde que simbolice la necesidad de revitalizar y proteger las áreas parquizadas de la ciudad. El pabellón se corporiza a través de un talud que está dividido en tres niveles que reflejan tres momentos distintos del desarrollo urbano de México.
A nivel de acceso se encuentra la forma actual, mientras que en el basamento se representó el pasado, y el futuro se encuentra plasmado en la cubierta a través de una gran plaza pública. El elemento principal de diseño es el papalote (un vocablo náhuatl que significa mariposa) y está pensado como un elemento de unión entre las culturas mexicana y china.
El pabellón de los Emiratos Arabes Unidos , diseñado por el estudio inglés Foster + Partners , se inspira en el paisaje natural del país formado por dunas de arena, una parte intrínseca de su cultura, junto con el clima. Con una capacidad para 450 personas y una superficie de 3 mil metros cuadrados, el edificio presenta una cara lisa, como si estuviera expuesto al viento, y otra texturada y áspera. De esta manera la fachada norte se muestra porosa y permite el paso de luz, mientras que el extremo sur es sólido, con la intención de protegerse de los rayos del sol. El volumen está forrado por una piel de acero inoxidable dorada.
La estructura está compuesta por un entramado triangular de paneles de acero inoxidable que se unen mediante nodos regulables que aseguran una construcción rápida y desmontable. Una serie de rajas verticales en la envolvente iluminan a la construcción por la noche. En el interior de este edificio se replica la Iniciativa Masdar , una planta de carbón en Abu Dhabi, que busca implementar nuevas ideas sobre la producción energética.
El estudio de arquitectura BIG architects, encabezado por Bjarke Ingels, fue el responsable del diseño del pabellón de Dinamarca . Su propuesta se estructura en base a tres elementos que los autores consideran lo mejor de Copenhague y a la vez ofrecen alternativas para pensar una urbanidad distinta: la bicicleta, el agua de puerto y el área de juegos y de picnic . El edificio nace de una estructura espiralada que envuelve a una pileta reflejante llena de agua que fue transportada desde el mismo puerto de la capital danesa.
En el centro de este volumen se encuentra la escultura original de La Sirenita , habitualmente emplazada en la bahía de Copenhague y que estará en Shangai como una manera de enfatizar la idea de que la vivencia en este espacio es idéntica a la de la ciudad. La bicicleta como medio de transporte alternativo es una de las apuestas más fuertes del proyecto danés, y se ve reflejada en el carácter dual del pabellón, susceptible de ser recorrido a pie o sobre dos ruedas.
A su vez, mil y un bicicletas están disponibles en el pabellón para recorrer la Expo y después del cierre serán donadas a la ciudad de Shangai. La construcción fue concebida como una estructura autoportante de acero revestida con dos pieles; una interior, opaca, que sirve de soporte, y una exterior, de acero perforado, que permite a los transeúntes ver lo que ocurre en el interior.
La propuesta de Suiza estuvo a cargo de Buchner Bründler Architects . El pabellón está constituido por dos volúmenes cilíndricos que simbolizan la zona urbana y la naturaleza. El recorrido a través del edificio propone que el visitante pase de una a la otra y experimente ambas vivencias, enfatizando el carácter simbiótico de la ciudad y su entorno.
El primer cilindro representa la cara urbana y es atravesado por una rampa, desde la cual los visitantes pueden observar el edificio y el resto de la exposición. El segundo cilindro está abierto en el techo y hace las veces del mundo natural. Las paredes están revestidas de vegetación y se recorre en un sistema de sillas levadizas, que son el vínculo entre el gran espacio verde que se desarrolla en la cubierta y el transcurrir de la vida urbana, a nivel del suelo.
La envolvente es uno de los

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.