Noticias : Arte : Entre la vida y la muerte obra de Pedro Ramírez Vázquez

Noticias de Arquitectura

Entre la vida y la muerte obra de Pedro Ramírez Vázquez

La escultura de Manuel Felguérez se incorpora a la ya de por sí bella arquitectura del Museo Nacional de Antropología. Con ello, se añade el concepto mesoamericano de la dualidad entre la vida y la muerte. (Jue, 09 Oct 2014)
Entre la vida y la muerte obra de Pedro Ramírez Vázquez Adentro la vida, afuera la muerte. Hace 50 años el pintor y escultor Manuel Felguérez eligió la serpiente, símbolo prehispánico de la vida, para realizar la celosía de aluminio que viste lo alto del patio interior del Museo Nacional de Antropología. Ahora el elemento simbólico de su más reciente obra monumental, que enriquece el acervo arquitectónico del recinto, es el cráneo: la muerte.



Al artista zacatecano le tomó cinco años concluir su Muro de calaveras, un tzompantli geométrico de más de 400 metros de largo hecho de acero al carbón, que reposa sobre el Paseo de la Reforma. Con ella dio una variación “abstracta y moderna” a la barda perimetral del recinto proyectado por Pedro Ramírez Vázquez, quien en su edificio integró elementos de la arquitectura prehispánica y la moderna.



La pieza escultórica complementa así el concepto, fundamental para el mundo mesoamericano, de la dualidad entre la vida y la muerte. “Si en 1964 para el interior elegí la serpiente por ser un símbolo de vida importantísimo para todas las culturas de Mesoamérica, ahora opté por el cráneo, símbolo de la muerte, por la misma razón”, afirma el artista octogenario, miembro de la Generación de La Ruptura, quien con su celosía serpentina se involucró en la obra de 1964, a invitación de Ramírez Vázquez.







Pedro Ramírez Vázquez

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.