Noticias : General : Una iniciativa para visibilizar a las arquitectas y su trabajo

Noticias de Arquitectura

Una iniciativa para visibilizar a las arquitectas y su trabajo

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, se lanzó el blog Un día | Una arquitecta. Desde el relato del camino recorrido por las mujeres que se dedicaron a la disciplina, se busca revalorizar su lugar en la historia. (Vie, 13 Mar 2015)
Una iniciativa para visibilizar a las arquitectas y su trabajo Filosas. Así nos ponemos la mayoría de las mujeres cuando discutimos problemáticas de género. Puede parecer que nos defendemos y nos enredamos en explicaciones, pero siempre estamos preparadas para librar batalla. Sin duda, el mejor argumento se encuentra al revisar la Historia, y en la de la Arquitectura específicamente, sobran ejemplos para comprobar que el camino recorrido por las mujeres no ha sido fácil.

Fue en este contexto que surgió la iniciativa de crear Un día | Una arquitecta, una plataforma digital donde se publicarán 365 biografías –una por día– de mujeres que se dedicaron, y se dedican actualmente, a la arquitectura.

Visible en la web desde el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, esta edición 2015 es el inicio de un proyecto que ya tiene proyecciones con vistas al año que viene. “La idea es construir una especie de línea de tiempo que permita situar la labor de las arquitectas a lo largo de la historia”, explica Inés Moisset, arquitecta y académica cordobesa, gestora de la iniciativa. La magnitud del proyecto la llevó a convocar a Zaida Muxi, argentina radicada en Barcelona, y a Eva Alvarez, española, ambas arquitectas, investigadoras y referentes en el tema. Juntas conformaron la lista de las mujeres profesionales, cuyas historias se irán publicando a lo largo del año.

La recopilación, que comprende el período abarcado entre fines de siglo XIX y la actualidad, sin restricciones geográficas, permite comprender y echar luz sobre ciertas problemáticas de la profesión vinculadas al género, y conocer contribuciones y obras que, a lo largo de la historia, no tuvieron la misma visibilidad que la de los arquitectos (varones). “Los ejemplos sobran”, afirma Moisset, y por citar uno, cuenta que en el famoso Diccionario de Arquitectura del Siglo XX de Vittorio Magnago Lampugnani, dentro de sus 400 entradas, sobre Gae Aulenti hay solo tres líneas y Lina Bo Bardi ni siquiera figura. En cambio, a Aldo Rossi, le dedica tres páginas enteras. “Lo que sucede es que el que está parado del lado de los privilegios no ve la necesidad de reivindicación, pero cuando se trabaja en una investigación como esta, queda claro que se ha silenciado casi a la mitad de la humanidad”, sentencia.

Entre las historias de Un Día | Una arquitecta figuran las de las primeras mujeres que se dedicaron a la profesión. Hasta prácticamente el final del siglo XIX, las mujeres no tenían permitido el acceso a las escuelas o academias de arquitectura. Tal es el caso de Emilie Winkelmann, la primera mujer en practicar arquitectura en Alemania, que por sus talentos fue invitada a estudiar arquitectura en la Escuela de Tecnología de Hannover, pero que terminó sus estudios en 1908, sin recibir un título por ser mujer. Recién en 1928, la comunidad de la arquitectura la reconoció como profesional, cuando ya había construido el actual Teatro Tribüne de la ciudad de Berlín e importantes villas y casas, que hoy son patrimonio histórico.

Historias como la de Winkelmann (que abundan) permiten entender la lucha por la visibilidad que las mujeres arquitectas han tenido que emprender para que su legado sea reconocido. “Las mujeres no aparecen en la historia con igual intensidad que los hombres, y no por falta de aportes. Vemos por ejemplo, como Pevsner minimiza la labor de Elizabeth Wilbraham en sus textos, Kenneth Frampton o William Curtis evitan el protagonismo de las mujeres arquitectas y diseñadoras en sus libros”, argumentan desde el blog. Y agregan que dentro de la investigación descubrieron que no solo es obvia la ausencia de mujeres protagonistas sino también la manera discriminatoria con que son citadas en el nombre de los estudios más reconocidos. Por ejemplo, cuando un equipo es formado por varios hombres, como Van der Broek-Bakema o Bohigas-Martorell-Mackay, no hace falta aclarar dentro de la marca del estudio, a qué género pertenece cada integrante. En cambio, cuando en el equipo hay mujeres, en la mayoría de los casos se observa esta discriminación, como por ejemplo, Robert Venturi-Denise Scott Brown o Franco Albini-Franca Helg.

Además de Moisset, Muxi y Alvarez, cada una de las biografías es elaborada por referentes del mundo de la arquitectura de diferentes nacionalidades, dedicados a la investigación, la docencia y el periodismo de la arquitectura (ver ficha). Esto amplia el foco, aportando diferentes miradas e interpretaciones de las historias y la obra de cada una de estas mujeres. Lejos de buscar confrontaciones, el blog invita a revisar la historia con el objetivo de crear un presente más solidario e inclusivo.




Aino Aalto, Finlandia (1894 - 1949). Fue autora de Villa Mairea, junto a su esposo el célebre Alvar Aalto.

Eileen Gray (1878 - 1976) fue una artista de la laca, diseñadora de muebles, de interiores y arquitecta irlandesa.

Denise Scott-Brown, Rodesia - EE. UU (1931) fue socia de estudio Venturi - Scott Brown, junto a su marido Robert Venturi.

Web: undiaunaarquitecta.wordpress.com. Idea general: Inés Moisset. Asesoras: Eva Alvarez y Zaida Muxi. Diseño gráfico: Florencia Marciani. Redactan: Inés Moisset, Lorena Fernández, Cecilia Kesman, Florencia Marciani, Cayetana Mercé y Gueni Ojeda (Argentina); Sandra Gutiérrez Poizat y Sofía Rivera (El Salvador); Zaida Muxi, Eva Alvarez, Inés Novella y Joaquim Quixal (España); Cristina Dreifuss (Perú) y Daniela Arias (Uruguay-España).

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.