Noticias : Libros Recomendados : Bauhaus, mito y realidad

Noticias de Arquitectura

Bauhaus, mito y realidad

Un arquitecto mexicano afirma que la fama de la importante escuela de diseño se debió a cierto ardid publicitario auspiciado por dos de sus directores. (Vie, 17 Mar 2017)
Bauhaus, mito y realidad Cuando el crítico Nikolaus Pevsner (1902-1983) publicó en 1936 su célebre libro Los pioneros del diseño moderno: de William Morris a Walter Gropius, afirmó que la Bauhaus fue resultado exclusivo de su primer director.

De acuerdo con el teórico de la arquitectura, la escuela de diseño fue “obra de un genio creativo total, fascinante por su vitalidad y completa en sus planteamientos, así como en sus detalles”.

Pevsner había omitido explicar que Gropius (1883-1969) se convirtió en director de la academia en abril de 1919, en medio de una agitación social y política que atormentaba a Alemania; también que el surgimiento de la Bauhaus había sido resultado de la fusión de la Escuela Superior de Bellas Artes y de la Escuela de Artes Aplicadas de Weimar. La Staatliche Bauhaus abrió con 150 estudiantes en los edificios que había levantado
Henry van de Velde (1863- 1957) en 1907 siendo director de la Escuela de Artes y Oficios.



Ni Gropius fue el artífice sustancial ni Bauhaus fue “la culminación de la transformación del diseño moderno”, sostiene Antonio Toca Fernández, quien ha bajado del pedestal a la acreditada escuela de diseño alemana para estudiarla en su texto Bauhaus: mito y realidad (UAM, 2016) que se presentó en la Feria del Libro del Palacio de Minería.

Toca dice que el movimiento que se desarrolló en torno al diseño no sólo fue protagonizado por
Bauhaus y que tampoco el diseño inició su progreso ahí; considera que si bien fue importante la escuela alemana, en la Unión Soviética nacieron a la par los Vkhutemas o Talleres Técnico-Superiores del Estado “más modernos que la Bauhaus”.

La crítica no queda allí, el autor retoma la interpretación de que la notoriedad de Bauhaus fue mucho más bien un ardid mediático de dos de sus directores: el primero, Walter Gropius, y el tercero, Ludwig Mies van der Rohe (1886-1969).

Bauhaus, expone, “es una escuela que ha tenido enorme trascendencia, a la que se le dio muchísima difusión después de clausurada, mayormente en Estados Unidos. Ahí se hizo toda una mitología: fue colocada como la única escuela o la escuela más significativo de diseño en Europa”.

El arquitecto explica que tras el nombramiento de Adolf Hitler como canciller de Alemania, los integrantes de la escuela debieron abandonar el país.

La Bauhaus había abierto por 1919 y el periodo de entreguerras mantenía desestabilizada toda Alemania. “Hubo una convulsión social y considerablemente diversas corrientes políticas, hasta grupos de extrema derecha, de donde surge el partido nazi hasta de extrema izquierda con el Partido Comunista Alemán; los enfrentamientos se dieron además dentro de la escuela. Gropius trató de preservar un imposible equilibrio entre ambas corrientes; no obstante, tanto profesores como escolares tenían una definición política”.

En 1933, tras el cierre de la academia, los maestros -aun no siendo judíos- se ven obligados a salir de Alemania. Gropius y Van der Rohe se marchan a EU. Hans Mayer, tercer director de la Bauhaus y un firme comunista, sale a la Unión Soviética. En EU, las cosas se facilitan para los dos conocidos miembros de la escuela, quienes se cuidan de no ahondar mucho en su pasado.



“En EU ocultan su filiación política, aunque en el caso de ambos era neutra. En EU se adaptaron fácilmente al sistema y promovieron de ellos mismos una visión como luchadores antinazis, aunque nunca lo fueron”.

Toca dice que tuvieron simpatía con el movimiento socialista que había acontecido en Alemania, inclusive Gropius hizo un monumento a los caídos de una revuelta social de 1923 y Van der Rohe uno más dedicado a Rosa Luxemburgo.

La manera de presentarse cayó muy bien en el nuevo país. “Todo eso más tarde lo ocultaron rápidamente al llegar a Eeuu, ellos se presentaron como luchadores sociales, pero del lado de los buenos, de los que habían estado en contra de Hitler, lo cual no fue verdad. Los dos intentaron congraciarse con (Joseph) Goebbels para tener trabajo con el nuevo régimen, sin embargo ni Goebbels ni Hitler estaban de acuerdo con el tipo de arte y arquitectura que concebían y los mandaron a volar”.

En Bauhaus: mito y realidad, el escritor revisa el surgimiento del diseño moderno desde la gran trascendencia que tuvo en Inglaterra durante el siglo XX, su desplazamiento a Alemania y el ambiente en que se desarrolló Bauhaus, así como su decadencia. Dentro del obra se ocupa de la influencia que tuvo la escuela alemana, sobre todo en México. Aquí llegó, a finales de los treinta y principios de los 40, Hans Mayer, invitado por Lázaro Cárdenas.

“Lo invitan a participar en el IPN, que estaba fundándose, y pasa a ser director del Instituto de Planificación, que fue el primero de ese tipo en América Latina, pero al cambio de régimen con Manuel Ávila Camacho se combate tal corriente socialista y el instituto es clausurado por falta de recursos”, señala. La influencia no solamente llegó ahí. Toca dice que Bauhaus ha influido en la academia mexicana. En otras palabras, la Universidad Autónoma Metropolitana aún tiene, en el plan de formación de la carrera sobre diseño, un curso introductorio básico que define el perfil de sus estudiantes. En la Bauhaus se llamó vorkurs y “el de la UAM es influencia directa de aquel”

Compartir artículo:

Lista de comentarios

3 de 2 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
Bauhaus , 2016-04-05
Comentarios por: José Luis Diuprat
 
No fué la más grande Escuela de Arte, pero si una de las más grandes e importantes del mundo, por su gran influencia.
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    
0 de 1 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
Critica , 2017-03-30
Comentarios por: Dr M. A argomedo
Bauhaus mito y realidad
 
Los argumentos para disminuir la importancia de la Bauhaus son comentarios sobre las condiciones del entorno de su origen y desarrollo con intenciones de opacar la dimensión real y la influencia de sus principales representantes. Especialmente en las escuelas de arquitectura , especialmente de la UNAM en donde la mayoría de los profesores eran devotos admiradores y arquitectos influenciados por ellos. Bien se sabe el trasfondo conservador y elitista de algunos profesores y arquitectos que se opusieron a toda propuesta de contenido social y nacionalista ....ahora resulta que los emigrados del Bauhaus eran comunistas o Nazis encubiertos....
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    
0 de 1 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
BAHAUS , 2017-03-30
Comentarios por: MARIO ALBERTO
REGULAR
 
AUN ASI FUE GRANDIOSO Y UN PARTE AGUAS EN LA FORMACION DE MUCHOS ESTUDIANTES DE ARQUITECTURA
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.

   

Síguenos

Applicaciones

Contáctanos

  • Domicilio: Detroit 9 - 704, Col Nochebuena, México DF

  • Teléfono: (5255) 52-35-86-04

  • Horario: Lunes a Viernes 9:30 hrs a 17:00 hrs (GTM -6)

  • En línea: FAQ