Noticias : Arquitectura : Obsesión por las alturas

Noticias de Arquitectura

Obsesión por las alturas

Caminando entre nubes muy cerca del cielo, así podrán dar un paseo, tomarse un respiro, ir a trabajar y disfrutar de un refrescante chapuzón, los habitantes y visitantes de las capitales del Reino Unido y de Suecia. Todo ello con unas vistas de la ciudad y sensaciones de vértigo incomparables, pero con la máxima seguridad. (Mar, 14 Mar 2017)
Obsesión por las alturas No es un sueño futurista sino dos proyectos arquitectónicos que se construirán dentro de pocos años: el "Sky Pool" ("piscina del cielo", en inglés) de Londres, diseñada por de Ballymore Group y Arup Associates, y el Klarastaden (que puede traducirse en "ciudad completa o diáfana", en sueco) de Estocolmo, diseñado por Anders Berensson Architects.

UNA PISCINA-ACUARIO SOBRE LA TERRAZA




La piscina "Sky Pool", suspendida a 35 metros de altura, se construirá en los Embassy Gardens (jardines de la embajada), el corazón residencial de barrio más nuevo de Londres, informa Hayleigh O’Farrell, directora de comunicación de Ballymore.



Esta sorprendente piscina exterior unirá 2 edificios residenciales a través de sus respectivas azoteas, algo que O’Farrell supone como "una primicia mundial" que permitirá a los residentes nadar de una torre a la otra.



"La plataforma de la piscina del cielo, incorporará además un spa, un bar de verano y un invernadero, para que los habitantes puedan relajarse y apreciar de las vistas de algunos de los edificios más emblemáticos de Londres, como el Parlamento, la noria London Eye y la nueva embajada de EEUU situada a un lado”, según Ballymore.




"La piscina será totalmente transparente, libre de estructura y con un cristal de 20 centímetros de espesor, tendrá 25 metros de largo, cinco metros de ancho por otra parte 3 metros de profundidad, con una profundidad de agua de 1, 2 metros de agua"”, informa Hayleigh O’Farrell.



Diseñada por Arupcon la colaboración de los diseñadores de Acuarios Reynolds, sus creadores reconocen que con esta alberca de cristal que parece arrostrar la fuerza de gravedad, se pretende que la experiencia de sus usuarios sea similar a la de estar dentro de un acuario, más que la de gozar de una depósito convencional.



Los edificios que enlazará la piscina del cielo son parte de la segunda fase de la construcción de los Embassy Gardens (www.embassygardens.com) el nuevo perímetro diplomático de Londres, situado a orillas del río Támesis y diseñado por Ballymore que, a su vez, será la pieza central, tanto residencial como comercial, del plan de regeneración urbana de la denominada Área Nueve, en la ribera sur londinense.




Este proyecto que ya está en curso consta de vivienda de lujo e incluye la recolocación de bastantes embajadas en esta lugar y se inspira en el Meatpacking District, un suburbio Nueva York (EEUU) establecido junto al río Hudson.

“Mi visión para esta alberca surgió de la determinación por ampliar los límites de la capacidad de construcción y de la ingeniería, y hacer algo que nunca se había realizado antes. La experiencia que se experimentará en ella será realmente única: uno se sentirá como flotando en el aire en el corazón de Londres", señala Sean Mulryan, presidente y director ejecutivo (CEO) de Ballymore.

PASEO POR LAS NUBES DE ESTOCOLMO



Por otra parte, ¿por qué contar con aceras a nivel de calle cuando se puede tener corredores elevados que parecen flotar en las nubes?



Esta es una de las preguntas que se plantearon los arquitectos e ingenieros del despacho de origen seco Anders Berensson Architects, ABA a la hora de diseñar una nueva zona urbana para Estocolmo, consistente en mezclar edificios verticales de varias alturas y unirlos por medio de pasarelas elevadas para transeúntes.



Tanto los residentes de los apartamentos como los viandantes podrán acceder a los espacios verdes en las azoteas a través de "los paseos por el cielo" o pasos elevados del proyecto Klarastaden, que pretende transformar un lado de Estocolmo en una metrópoli diáfana y cuya construcción está previsto que empiece en 2018.



Se ha diseñado una nueva área en el centro de la urbe, una zona densa y verde situada contigua a la estación central de Estocolmo, en la parte occidental de la capital sueca, informa el arquitecto Anders Berensson, fundador y director de ABA.



Según Berensson, "Estocolmo está creciendo, para adecuarse al crecimiento de la población la ciudad por lo que tiene la necesidad de construir más casas y una de la maneras más sostenible de concebirlo es densificar y explotar los barrios y la infraestructura existentes”".



"La nueva propuesta toma en cuenta el costo de cubrir las vías ferroviarias actuales y la ubicación céntrica de la zona, y tiene como objetivo construir una nueva área urbana estrecha y elevada que pueda dar cabida a tanta gente como sea posible dentro del centro de Estocolmo", explica el director de ABA.

El proyecto Klarastaden propone edificar manzanas o bloques de torres delgadas de diferentes alturas para poder alojar a un gran número de personas y, al mismo tiempo, adaptarse a las condiciones de luz de la zona y garantizar unas buenas vistas, de acuerdo a ABA.

El diseño urbano propuesto permite que las partes más grandes de la zona sean accesibles al público, porque tanto los patios de los edificios como las terrazas de sus azoteas estarán atravesados por caminos públicos suspendidos en el aire.

"Muchos de los puentes o pasarelas, a lo largo de las cuales se intercalarán espacios de vegetación y pequeños árboles, que conectan algunas de las terrazas de las azoteas, permitirán disfrutar de un paseo público por el cielo a lo largo de la nueva área de la ciudad, y se convertirán en uno de los parques más largos y con las mejores vistas de Estocolmo", asegura Berensson.

Alrededor del 90 por ciento de todos los apartamentos tendrá vistas a las cristalinas aguas del lago Mälaren y los rayos del sol brillarán a través de las partes más bajas sobre los bloques de edificios, hasta llegar al nivel de la calle durante la tarde, según los responsables de este proyecto sueco.

La nueva zona de la ciudad contará así con 140,000 metros cuadrados para oficinas y sus edificios se elevarán entre 8 y 100 metros sobre el nivel del suelo, será la más alta y la más densa en Estocolmo y albergará unos 5,800 apartamentos.

La variación en la altura de los edificios permitirá combinar torres más altas con apartamentos y edificios más bajas que posibilitarán que la luz llegue hasta la calle, y las pequeñas desviaciones en las estructuras de bloques permitirá disfrutar en las terrazas de parques de bolsillo a lo largo de las calles del cielo.

Ir a trabajar o a comprar, yendo a pie desde casa a la oficina o a la tienda, a través de esos nuevos caminos elevados o pasarelas áreas de Estocolmo será, sin duda, una experiencia casi celestial.

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.