Noticias : Arte : Películas Magníficas que Usan la Arquitectura de Forma Brillante VI: Alemania año cero

Noticias de Arquitectura

Películas Magníficas que Usan la Arquitectura de Forma Brillante VI: Alemania año cero

El cine y la arquitectura han tenido siempre una relación especial, debido a la forma en la que exploran ideas utilizando la dimensión del espacio. La arquitectura en el cine puede llevar numerosos simbolismos y la alienación urbana puede ser el escenario en que ocurre la acción, o ser el protagonista en secuencias silenciosas pero altamente significativas. (Dom, 28 Ago 2016)
Películas Magníficas que Usan la Arquitectura de Forma Brillante VI: Alemania año cero La arquitectura, con sus niveles, sus curvas, sus formas y sus dimensionales contrastan con la figura humana, puede crear visiones del poder y fragilidad y puede traer sentimientos de decadencia o de grandeza, de un futuro pulsante o pasado que se desvanece, también puede ser un espejo de la condición de una sociedad.

Las implicaciones metafóricas y sociales de un paisaje arquitectónico particular son inigualables y fácilmente pueden ser exploradas por el cine en secuencias puramente visuales.

En una serie de artículos sobre cine y arquitectura presentaremos películas en donde la arquitectura es un actor importante y que todo amante de la arquitectura y el cine deben de ver.

Alemania año cero (Roberto Rossellini, 1948)

Hubo un tiempo en que el cine se consideraba capaz de salvar al mundo. El trauma de la II Guerra Mundial, la devastación y las ruinas de los edificios de Berlín fueron retratados por Roberto Rossellini como un escenario para la dramática historia del coming-of-age de un niño alemán.



Rossellini era un gran filósofo cinematográfico, tan preocupado por cuestiones morales así como de la problemática social. Su película fue criticada por su actitud pesimista, especialmente por la prensa alemana. Lo que Rossellini pretendía era no sólo resaltar la crisis económica y política de Alemania, pero también le interesaba contar una historia moral.



El paisaje arquitectónico medio destruido simboliza la moralidad alemana fracturada, dañada por la aberración del régimen Nazi; el niño recorre los restos, a través de una sociedad en ruinas en todos los niveles, en busca de la verdad y la estabilidad. La destrucción sin censura que se muestra en la pantalla también iba a ser una forma de terapia de choque para el continente europeo que estaba logrando paz con los años traumáticos de un conflicto que estuvo presente en la mente de la mayoría.

La película también está llena de imágenes espectrales que transforma a Berlín en un parque de atracciones retorcido, en un cuento de hadas oscuro, explorado por la mirada de un niño poco a poco descubriendo el horror del mundo, hasta el trágico final mientras que los edificios heridos mira silenciosamente.



(Ver más en Películas Magníficas que Usan la Arquitectura de Forma Brillante)

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.