Noticias : Construcción : Ladrillos de bacterias, la solución arquitectónica para una posible vida en Marte

Noticias de Arquitectura

Ladrillos de bacterias, la solución arquitectónica para una posible vida en Marte

Enviar tabiques y concreto a Marte costaría 100,000 dólares por kilo, pero ¿y si los generásemos allí directamente? (Mar, 15 Nov 2016)
Ladrillos de bacterias, la solución arquitectónica para una posible vida en Marte Por más que Elon Musk se empeñe, mudarse a Marte sigue siendo un sueño lejano.

Hay cientos de problemas que se deben resolver antes de concebir una vida en el planeta rojo.

Uno de ellos, por ejemplo, es saber de qué estarían hechos los edificios.

Enviar ladrillos y cemento a 56 millones de kilómetros no parece ser la mejor solución, tanto por el coste que supondría (se estiman unos 100,000 dólares por cada kilo) como por su mantenimiento en un clima tan distinto.

Tampoco hay fósiles de criaturas marinas en Marte, por lo que sería imposible conseguir los ingredientes que utilizamos aquí para hacer cemento.

Sin embargo, hay una solución posible que podría facilitar este proceso: los bioladrillos.



Los bioladrillos podrían ser la solución a una hipotética colonización de Marte.

Dade-Robertson, profesor de diseño arquitectónico de la Universidad de Newcastle, sostiene una teoría que, por más que pueda parecer una locura, es totalmente plausible.

Su idea es construir los materiales directamente de las bacterias que los componen.

Hay ejemplos que refuerzan la posibilidad. Las placas dentales están hechas totalmente de bacterias y los fósiles más jóvenes del planeta, los estromatolitos, están conformados por colonias microbianas.

Incluso, el cemento deriva del carbonato de calcio que se produce en corales y moluscos, por lo que también es un proceso microbiótico.

Lo que Dade-Robertson propone es eliminar los intermediarios.



La empresa BioMason ya está generando ladrillos a través de bacterias.

“¿Podríamos inyectar bacterias directamente en el suelo y hacer que se consoliden en una especie de hormigón sobre el que poder erigir una casa? Tal vez” plantea.

Según el arquitecto, “hay genes controlados por int erruptores genéticos que pueden activarse o desactivarse. Podríamos utilizar estos interruptores para activar otros genes que pudieran, por ejemplo, sintetizar materiales como el calcio”.



No se trata de un proyecto lejano. La empresa BioMason ya está generando ladrillos a través de bacterias. El proceso no produce dióxido de carbono y ahorra muchísima energía, por lo que sus ventajas ambientales son evidentes.

Pero, además, podría ser la única manera de hacer posible la futura –y tan esperada– colonización de Marte.

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.