Noticias : Arquitectura : Cinco informes rechazan demoler un edificio para crear el gran Museo Ambasz en Madrid

Noticias de Arquitectura

Cinco informes rechazan demoler un edificio para crear el gran Museo Ambasz en Madrid

El futuro Museo de Arte, Arquitectura, Diseño y Urbanismo (MAAMU) de Madrid, más conocido como Museo Ambasz al estar promovido por el arquitecto argentino Emilio Ambasz, puede tener los días contados. (Lun, 10 Abr 2017)
Cinco informes rechazan demoler un edificio para crear el gran Museo Ambasz en Madrid ropuesto en 2013 y aprobado en mayo de 2015 por el Ayuntamiento de Madrid sin pasar por el Pleno -fue una de las últimas decisiones de Ana Botella como alcaldesa-, ahora el Consistorio de Manuela Carmena se topa con cinco informes técnicos: tres del Ayuntamiento, otro del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) y un quinto de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando que desaconsejan todos ellos demoler, por diferentes razones, el actual edificio.



La ubicación es idónea: Paseo del Prado 30, en pleno Triángulo del Arte de la capital, justo enfrente del Museo del Prado y a tiro de piedra del CaixaForum, Thyssen-Bornemisza y Reina Sofía. Se trata de la antigua sede de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), un inmueble en desuso sobre cuyas ruinas Emilio Ambasz pretendía construir una espectacular fachada cubierta por paneles verdes. El arquitecto argentino eligió Madrid y descartó hacerlo frente al MoMA de Nueva York, como tenía pensado previamente.



El Museo Ambasz se proyecta sobre un espacio de 3.500 metros cuadrados. La parcela sobre la que se asentará, si es que finalmente lo hace, está tasada en 5 millones de euros, pero la demolición y construcción del nuevo edificio ascienden a 12,4 millones. La Corporación entonces dirigida por Ana Botella cedió gratuitamente por 75 años el solar de Prado 30. Las obras arquitectónicas de Emilio Ambasz están repartidas desde los años 80 por todo el mundo: Italia, Japón, Argentina, Estados Unidos… Es uno de los pioneros de la arquitectura verde y sostenible.



El primer informe negativo es de la Dirección General de Control de la Edificación de la Comunidad conjuntamente con el COAM y la Real Academia de San Fernando (Rabasf, por sus siglas). “El proyecto presentado incumple dos de los tres requisitos que establece el artículo 4.3.12 de las Naciones Unidas del Plan General vigente para posibilitar la sustitución de un edificio catalogado como Ambiental”, sentencia el documento. “No conserva las características arquitectónicas del entorno ni mejora las condiciones interiores y exteriores de la edificación existente”.



A continuación emiten sendos informes la Dirección General de Intervención en el Paisaje Urbano y Patrimonio Cultural y el Consejo Internacional de los Monumentos y los Sitios Históricos, ambos órganos dependientes de Cibeles. Según estas áreas, la “configuración exterior” del Museo Ambasz “no solo no beneficia sino que puede llegar a comprometer seriamente la candidatura El Sitio del Retiro y el Prado para su inclusión en la Lista de Patrimonio Mundial como Paisaje Cultural por parte de la Unesco”. Este mismo informe señala incluso que el aspecto exterior podría incluso perjudicar “la imagen y proyección internacional de la ciudad de Madrid”.



Finalmente están los informes propios del COAM y la Rabasf. Las conclusiones apuntalan los criterios arriba señalados: “El proyecto presentado en lo referente a su configuración exterior puede tener un impacto arquitectónico negativo para el BIC (Bien de Interés Cultural) del Paseo del Prado”, se puede leer. El impacto negativo puede afectar a “la calidad de la obra” como al “encaje estético, volumétrico, escalar o urbano”, agregan estos dos colectivos.



Fuentes de la Comunidad se remiten a los informes. “Los informes determinan que el proyecto presentado no es el adecuado, así que la Comunidad de Madrid está a favor de que haya un museo de la arquitectura pero tiene que atender a los requerimientos hechos por el Ayuntamiento y resto de instituciones”, declaran portavoces del Ejecutivo autonómico.



La Comisión Local de Patrimonio Histórico, también perteneciente a la Comunidad, pide replantear la fachada del Museo Ambasz: “A la vista de los informes aportados por el Ayuntamiento de Madrid y una vez analizados en profundidad los mismos, la comisión estima necesaria una reconsideración de la solución propuesta”.



A lo largo del año pasado, el equipo de Gobierno municipal de Ahora Madrid aseguró que su intención era valorar la viabilidad del Museo Ambasz, especialmente para ver si respondía a criterios de “interés público”. Y es que además de los problemas técnicos con la fachada, el futuro MAAMU excedía los límites establecidos por el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1997.



Este medio ha preguntado al área de Urbanismo del Ayuntamiento, que se limita a responder escuetamente que “respetará escrupulosamente lo que diga la Comisión Local”. En un pleno de 2016, el portavoz de Urbanismo de Ciudadanos, Bosco Labrado, cargó con especial dureza contra el proyecto: “Representa un despropósito y una vergüenza de gestión. Urbanismo a la carta para bajar la catalogación”. Ahora la pregunta del millón radica en saber si el museo verá o no la luz próximamente o será un nuevo proyecto abortado.
















Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.