Noticias : Arquitectura : Librería y centro de visitantes en la pradera de Mongolia

Noticias de Arquitectura

Librería y centro de visitantes en la pradera de Mongolia

Situado entre pastizales y animales en la provincia china de Hebei, el centro de visitantes Mulan Weichang está inspirado en la forma de yurtas tradicionales. (Mie, 16 May 2018)
Librería y centro de visitantes en la pradera de Mongolia Diseñado por HDD (Huadu Architecture & Urban Design Group), despacho con sede en Shanghái, el centro de visitantes se encuentra en el noreste de la provincia de Hebei, una tierra de pasto, animales y dioses. El lugar está conectado a la pradera de Mongolia Interior, considerada como uno de los paisajes más bellos de la tierra.





Tomando en cuenta la vida silvestre, la historia, el tradicionalismo, el paisaje circundante y la ubicación del centro, Huadu Architecture & Urban Design Group (HDD) de Shanghái propuso la idea de dos círculos que se cruzan formando el núcleo de este centro.

Para dar forma al edificio, los arquitectos se basaron en la yurta, uno de los primeros prototipos de arquitectura en la historia humana.





La forma redonda de la yurta crea una increíble relación de armonía entre la naturaleza y las personas. La combinación de diferentes culturas crea una arquitectura única.

La forma del techo posee el mismo lenguaje de diseño de la arquitectura tradicional china.





Para HDD, la parte más difícil del proyecto fue crear una relación eterna entre los pastizales y el edificio.

Dos grandes círculos crean la sala de estar principal, extendiendo el diseño tradicional de la yurta, mientras que las cajas extendidas se convierten en el espacio semipúblico.





Este tipo de diseño hace que la yurta se adapte al estilo de vida moderno.

En términos de diseño de fachadas, al crear marcos de madera con diferentes espesores, se pudo hacer el techo en forma de flor. El espacio interior se deriva del interior de la yurta tradicional mediante el uso de marcos en diferentes direcciones.





A nivel paisaje, el objetivo del este diseño fue combinar el edificio con la perfección. Para ello se crearon 3 formas diferentes para lograr el objetivo: inspirarse en la arquitectura local; usar materiales local incluyendo piedra, vigas de madera usada y ratán; junto con el micro paisaje circundante, el edificio podría encajar en la gran naturaleza.

El núcleo principal del edificio es el vestíbulo con doble círculo, que también se utiliza como biblioteca local.





El segundo piso proporciona el área para niños donde pueden leer y jugar. Al utilizar el espacio de vida hundido, el vestíbulo crea un espacio intuitivo para las personas.

El área de la cocina abierta crea un espacio compartido para invitar a todos los invitados a cocinar juntos.





Con un pie en la modernidad y en la tradición, este centro de visitantes se convierte en un icono para la comunidad que habita estas tierras, y un lugar en el que pueden saber más sobre sus raíces y sobre el mundo contemporáneo.








































Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.