Noticias : Sustentabilidad, Ecologí­a y Bioclimática : España participa en el reciclaje de la Expo de Aichi con la escultura de Mariscal y las celosías valencianas

Noticias de Arquitectura

España participa en el reciclaje de la Expo de Aichi con la escultura de Mariscal y las celosías valencianas

La colorista obra del diseñador español fue entregada ayer a la 'Asociación de Amigos de España', una organización sin ánimo de lucro al sur de Japón (Lun, 03 Oct 2005)
España colabora con el movimiento de reciclaje promocionado por los organizadores de la Expo de Aichi 2005 con la escultura de Xavier Mariscal, que ayer se entregó a la 'Asociación de Amigos de España', y con un centenar de celosías de cerámica valencianas que componen el muro envolvente del pabellón. La primera Exposición Universal del siglo XXI adoptó como lema 'La sabiduría de la naturaleza' y aunque tenía previstos 15 millones de visitantes, un total de 22,05 millones de personas acudieron a los pabellones instalados por las empresas japonesas y por 121 países. El éxito de la Expo fue avalado por la participación de 29.000 voluntarios, entre guías, intérpretes y ayudantes para personas con dificultades para caminar. Los organizadores lanzaron el tema 'Desarrollo para las Eco-Comunidades' y propusieron tres mandamientos ecológicos denominados '3-R': Reducir, re-usar y reciclar.

España se suma con una escultura de Xavier Mariscal y un centenar de celosías de cerámica al movimiento de reciclaje promocionado por los organizadores de la recién terminada Exposición Universal de Aichi 2005.

La colorista obra del diseñador español para el espacio 'Los paraísos cultivados' del pabellón de España fue entregada ayer a la 'Asociación de Amigos de España', una organización sin ánimo de lucro con sede en Fukuoka, al sur de Japón.

El conjunto monumental, que incluye representaciones de frutos del mar comandados por una gigantesca langosta, está confeccionado en el estilo vitalista y luminoso característica del artista que saltó a la fama mundial por el perro Cobi, la mascota de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92.

Los organizadores de la Expo japonesa de Aichi habían pedido a los participantes prever que todos los materiales utilizados en la construcción y en las exposiciones pudieran ser reutilizados o reciclados para cumplir con el concepto ecológico del acto.

Poco antes de la clausura, el pasado 25 de septiembre, muchos países participantes en Aichi 2005 empezaron a ofertar o a subastar sus decorados, sus instalaciones y parte de la arquitectura de su pabellones.

España subastó algunas de las celosías valencianas que componían el espectacular muro envolvente de su pabellón, diseñado por el arquitecto Alejandro Zaera-Polo, y que por su colorido y lo atractivo de su textura se convirtió en uno de los iconos de la Expo de Aichi.

Un lote de 168 celosías fue vendido el pasado 9 de septiembre a la cadena de restaurantes 'Create' que los usará en uno de sus locales que abrirá sus puertas en 2007 en el céntrico barrio de Roppongi, en Tokio.

Al uso decorativo de las celosías se adelantó, sin embargo, un ciudadano español residente de largo tiempo en Nagoya, la capital de Aichi, quien contribuyó al movimiento ecologista de la Expo 2005 usando piezas que habían sido fabricadas como repuesto en al decoración de su restaurante, llamado 'Dalí'.

El pabellón español como tal fue objeto de numerosos cumplidos en revistas de arquitectura que alimentaron los rumores sobre la posibilidad de que la edificación se quedara como recuerdo emblemático de la Expo de Aichi en el recinto.

Reciclar fue imperativo de una exposición que se inició con un fuerte movimiento ciudadano de oposición por tener lugar en amplias zonas forestales.

'La sabiduría de la naturaleza'

La primera Exposición Universal del siglo XXI adoptó como lema 'La sabiduría de la naturaleza' y aunque tenía previstos 15 millones de visitantes, un total de 22,05 millones de personas acudieron a los pabellones instalados por las empresas japonesas y por 121 países.

El éxito de la Expo fue avalado por la participación de 29.000 voluntarios, entre guías, intérpretes y ayudantes para personas con dificultades para caminar, y a los ingresos de casi 45 millones de dólares netos que, según la prensa local, obtuvo el acto.

Los organizadores lanzaron el tema 'Desarrollo para las Eco-Comunidades' y propusieron tres mandamientos ecológicos denominados '3-R': Reducir, re-usar y reciclar.

Debido al alto costo del reciclaje, la reutilización fue la más promovida y los organizadores publicaron en su página web listas de materiales y equipos de uso inmediato como materiales de construcción, equipos eléctricos y de aire acondicionado.

Los sistemas informáticos de Aichi, los equipos médicos y las sillas de ruedas serán regalados o vendidos a los gobiernos locales que deberán usarlos en proyectos que beneficien al público.

Algunas publicaciones locales, indicaron que Aichi 2005 pasará a la historia como la Expo que trajo las preocupaciones ecológicas a un evento conocido por dedicarse a exhibir "poderío industrial con matices nacionalistas".

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.