Noticias : Arquitectura : 2001 a 2010 : 2008 : Arquitectura de agua [Zaha Hadid, Enrique de Teresa, Rafael Moneo].

Noticias de Arquitectura

Arquitectura de agua [Zaha Hadid, Enrique de Teresa, Rafael Moneo].

El evento, que toma el relevo de la Expo Aichi 2005, estará dedicado al agua y el desarrollo sostenible. Se realizará del 14 de junio al 14 de septiembre, sobre una superficie de 25 hectáreas en el meandro de Ranillas, una amplia curva que el río Ebro [el segundo más largo y caudaloso de España] hace a su paso por la ciudad. (Lun, 18 Feb 2008)
-La Virgen del Pilar dice que no quiere ser francesa; que quiere ser capitana, de la tropa aragonesa-.

Así reza una popular jota en Zaragoza, que vincula dos de los máximos referentes de esta ciudad española, capital de la provincia de Aragón: su querida patrona y su heroica resistencia al Ejército de Napoleón, que hace 200 años la sitió ferozmente.

A dos siglos de esos sucesos, que le hicieron ganarse los títulos de Muy Noble, Muy Leal, Muy Heroica, Muy Benéfica, Siempre Heroica e Inmortal, la otrora -Florencia de España- presumirá al mundo, durante el verano, su rostro más moderno, al ser anfitriona de la Expo Internacional Zaragoza 2008.

El evento, que toma el relevo de la Expo Aichi 2005, estará dedicado al agua y el desarrollo sostenible. Se realizará del 14 de junio al 14 de septiembre, sobre una superficie de 25 hectáreas en el meandro de Ranillas, una amplia curva que el río Ebro [el segundo más largo y caudaloso de España] hace a su paso por la ciudad.

Las expos internacionales, al contrarios de las universales [como la más reciente, de Hannover 2000], se realizan en intervalos más cortos de tiempo, tienen un límite de extensión y son temáticas. No obstante, siguen siendo eventos de gran envergadura que, entre algunas de sus consecuencias, convocan a la creación de importantes obras arquitectónicas.

La Expo Zaragoza 2008 no será la excepción y tendrá varios recintos emblemáticos, sobre los que destacan dos: la Torre del Agua, diseñada por el arquitecto español Enrique de Teresa y el Pabellón Puente, creación de la diva ganadora del Pritzker en 2004, Zaha Hadid.

Galáctico gladiolo.

El Pabellón Puente, que ha sido llamado por uno de los auspiciadotes de la Expo, -El ponte Vecchio del Siglo XXI- [en alusión al célebre monumento veneciano lleno de tiendas construido en 1345], exhibe los rasgos emblemáticos de las obras de la arquitecta de origen iraquí: una curvilínea y galáctica sensualidad y una endiablada complejidad estructural que no es evidente a primera vista.

El puente tiene una extensión de 270 metros y tiene apoyos solamente en sus dos orillas y en una mejana [pequeña isla natural] al centro del cauce del Ebro. Su forma, orgánica y trenzada, pretende evocar a la de un gladiolo tendido sobre el río, y está elaborado en concreto, acero y cristal.

Este recinto tiene una doble función, pues además de servir como una de las entradas de la Expo, y por tanto pasarela para los visitantes, aloja las salas de la exhibición -Agua: recurso único-, que pretende crear conciencia sobre la gran responsabilidad del ser humano en la conservación del agua, ya que es su principal consumidor en el planeta.

El Pabellón Puente de Hadid está dividido en dos niveles. Las zonas de paso suponen alrededor de 3 mil 100 metros cuadrados y el área dedicada a la exposición temporal abarcará 2 mil 700 metros cuadrados. Se prevé que durante la Expo, será cruzado por más de 10 mil personas por hora.

Cortado transversalmente, la construcción luce como dos diamantes irregulares que se intersectan en la zona media del puente. El recubrimiento de estos -cascarones- romboidales recuerda las escamas de un pez y es un juego de superficies abiertas y cerradas que contribuyen a crear un agradable microclima interno.

En su arranque, ubicado en el barrio de La Almozara, el puente ostenta un cabo de estructura delgada [5 metros de ancho], que se va ampliando conforme se el puente se acerca a su desembocadura en los territorios de la expo, finalizando en 30 metros de ancho. Detrás de su forma grácil y de elegancia vanguardista, esconde dificultades estructurales que han hecho poner nervioso a más de uno.

Debido a la natural inestabilidad del suelo fluvial sobre el que se ubica, ha sido necesario construir unos cimientos que rompen récord de profundidad en España, pues llegan a 70 metros bajo tierra. Esa circunstancia es la que más ha repercutido en el alargamiento de su edificación y presupuesto, que ronda ya los 35 millones de euros.

Otra peculiaridad constructiva es del Pabellón Puente es que se está armando sobre tierra firma. Una vez completada la estructura, ésta se desplazará más de 100 metros para colocarla en su sitio. Su mayor luz [extensión sin apoyos], es de 185 metros, entre la margen derecha del río y la isla intermedia.

Casa de lluvia.

Si el Pabellón Puente será el icono horizontal de la Expo Zaragoza, la Torre del Agua, será su emblema vertical, con sus más de 70 metros de altura. Diseñado por Enrique de Teresa, coautor junto con Rafael Moneo del Museo de la Ciencia de Valladolid, es un edificio hueco casi por completo.

La Torre del Agua está concebida como un gigantesco espacio expositivo interactivo donde la mayoría del espacio está vacío. Sus tres primeras plantas forman un zócalo donde se encuentran los accesos y el hall principal. Sobre ellas, y mirando hacia arriba, los visitantes encontrarán un pabellón que aparenta flotar ingrávido a 24 metros de altura.

Después de ese pabellón, hay otro gran vacío dentro de la torre, que estará habitado por una gigantesca escultura colgante llamada -Splash-, de más de 20 metros de altura y 12 toneladas de peso, que evoca a una gota de agua chocando contra el suelo. La escultura está anclada en el cuerpo superior de la torre, que abarca dos pisos donde funcionará un mirado y un café-bar.

El edificio, cuya planta tiene forma de gota de agua, se recorrerá en itinerario ascendente y descendente a través de unas rampas helicoidales pegadas al muro cortina exterior, al estilo del Guggenheim Nueva York, desde las que se podrá contemplar un vista privilegiada y desde las alturas de la Expo. Para quien no quiera aventarse es recorrido de casi dos mil metros, habrá también dos elevadores panorámicos.

Los visitantes de este edificio tendrán una experiencia curiosa, pues el vestíbulo está cercado por una cascada artificial de 30 metros de ancho y 5 metros de altura. Tendrán la sensación de que deberán mojarse para pasar al interior, aunque en realidad se abrirá como cortina regularmente.

Una vez dentro, el agua sigue siendo la estrella del espectáculo, a través de una instalación conformada por 280 tubos de 18 metros de longitud que cuelgan del techo de la planta intermedia y desde las que se desprenderán gotas que caen a un gran recipiente que producirá música.

Otros edificios notables de la Expo serán su Acuario Fluvial [el mayor acuario de agua dulce de Europa], el Palacio de Congresos, el Pabellón de Latinoamérica [en el que participa el despacho mexicano Museotec], el Pabellón de Africa [que será una pantalla LED gigante] y el Pabellón de España, de rigurosa concepción ecológica.



Por: José Luis Meza.

Compartir artículo:

Lista de comentarios

2 de 14 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
Expo Zaragoza 2008 , 2008-02-21
Comentarios por: Alejandro
El texto
 
Muy buena informacion, completa e interesante
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.