Noticias : Arquitectura : Estos arquitectos (Gehry, Nouvel, Hadid, Perrault y Foster) son idiotas. The Competition

Noticias de Arquitectura

Estos arquitectos (Gehry, Nouvel, Hadid, Perrault y Foster) son idiotas. The Competition

The Competition es la primera película que documenta los tensos desarrollos que caracterizan los concursos de arquitectura. (Vie, 06 Jul 2018)
Estos arquitectos (Gehry, Nouvel, Hadid, Perrault y Foster) son idiotas. The Competition Una película documental construida como un registro casi incómodo pero intensamente fascinante de cómo algunos de los mejores arquitectos del mundo, gigantes del diseño como Jean Nouvel o Frank Gehry, luchan, luchan y diseñan estrategias para vencer a la competencia.

Dirigido por Ángel Borrego Cubero, el documental se basa en la narración de los acontecimientos que ocurren en un concurso restringido que fue realizado en el año 2009 para construir un lugar con destino a ser la sede de un museo nacional de arte, ubicado en la capital del Principado de Andorra.

Aunque casi tan antiguo como la profesión misma, los concursos de arquitectura se convirtieron en un fenómeno social, político y cultural de los museos y las burbujas inmobiliarios post-Guggenheim de Bilbao del pasado reciente.

Tomando lugar en el momento dramático en el que la burbuja se convirtió en una crisis, esta es la primera competencia documentada en detalle terriblemente crudo.

Las personas que aspiraban a formar parte de tal competición debían cumplir ciertos requisitos, entre los cuales se encontraba como el más importante, nada más y nada menos, que haber sido galardonado con el premio Pritzker o al menos uno parecido.

Finalmente, los aspirantes seleccionados fueron cinco arquitectos que se encuentran en la lista de los mejores del mundo: Frank Gehry, Zaha Hadid, Jean Nouvel y Dominique Perrault.

Estos 5 grandes arquitectos participan en el diseño del futuro Museo Nacional de Arte de Andorra.

Tres meses de trabajo de diseño entran en la elaboración de las diferentes propuestas, mientras que detrás de las puertas, una lucha de poder entre los diferentes arquitectos y el cliente tiene un profundo impacto en el nivel de transparencia otorgado por cada oficina al equipo documental residente, y que tiene una influencia definida en el material que se muestra en la película.



La proyección de The Competition tuvo lugar en un ciclo de documentales arquitectónicos bajo la dirección de Martin Garber en 2015. Este tipo de eventos se han convertido en una pieza importante para resaltar la importancia que tiene el mundo de la arquitectura y la expansión de su cultura.

Este documental presenta sus pros y sus contras en cuanto al contenido y producción. En primer lugar, quizás si The Competition estuviera dirigido a personas que no entendieran nada sobre lo que es la arquitectura, la mayoría opinara al final que los arquitectos son un grupo de gente bastante estúpida.

A lo largo del documental, los espectadores pueden observar cómo estos reconocidos arquitectos realizan su trabajo en conjunto detrás de bambalinas.

De acuerdo a un trato con el gobierno de Andorra, una de las condiciones para los arquitectos ganadores del concurso era ser grabados durante todo el transcurso de la realización del proyecto y la presentación final.

El único que no estuvo conforme con esta exigencia para participar fue Norman Foster, pero a pesar de que el resto de los arquitectos aceptó, luego todos pusieron trabas al momento de ser filmados –exceptuando a Jean Nouvel, quien fue el único que mostró su parte ampliamente, convirtiéndose en un inesperado protagonista-.

Zaha Hadid fue de todas la que más evadió su obligación y no apareció en ninguna toma del documental, dejando al final a un encargado para que la sustituyera en la presentación al jurado.

Más allá del punto de enfoque que intenta explicarse, el verdadero valor que se encuentra en The Competition es lo que se puede observar entre líneas.

En cuanto a la intención del film, no todo quedó libre de dudas. Por momentos nace la pregunta de si el documental está hecho con el fin de hacer una crítica o mostrar al público la dura realidad que vive la arquitectura a puertas cerradas.

Sin embargo, en una ronda de preguntas y respuestas que siguió a la presentación del documental, su director negó que su trabajo se tratara de algún tipo de denuncia, aunque tampoco dejó claro cuál fue el objetivo real.

Puede quedar en duda si el verdadero propósito de Borrego fue el de estar cerca de estas personas a las que admira, que al final por inadvertencia se muestran como seres con un alto ego y conductas narcisistas y acomplejadas.

Un ejemplo de esto es una conversación que aparece en el filme entre Borrego y Frank Gehry, en las que el arquitecto discute remotamente sus ideas para el proyecto.

En dicha plática parece que la indagación propia de un documental se hace ausente ante la mirada de admiración del director y la falta de preguntas ante su monólogo.

Las presentaciones al jurado ocurren en un día intenso cerca de las elecciones en Andorra, convirtiéndose en un evento candente en el pequeño país, con los medios alrededor de las estrellas internacionales que pueden ayudar a formar su futuro.

De los cuatro arquitectos restantes, tres se presentaron para hacer presentaciones personales, cada una de las cuales se convierte en un fascinante estudio de personalidad, estrategia, carácter, espectacularidad... y un momento dramático en el que cualquier detalle se vuelve importante e irrelevante, la línea entre el fracaso y el éxito perfectamente imperceptible. ¿Pero el jurado tiene la última palabra?

Finalmente, este documental careció de ciertos valores técnicos. Se puede decir que se sintió una falta de claridad sobre qué es lo que se quiere conseguir o narrar en la demostración de la elaboración de un proyecto destinado a un concurso.

Tampoco queda clara la intención del gobierno en cuanto al concurso, aunque se nota su posible uso como propaganda política para unas elecciones que luego perdieron, pues finalmente The Competition termina indicando que no se eligió un trabajo ganador.

El proyecto quedó para la historia en solo un concurso luego de que se diera el cambio de gobierno. Quizás, al final solo se trató de eso, de recurrir a estos famosos arquitectos como método publicitario.

Este documental nos muestra qué pasa cuando los grandes arquitectos realizan sus proyectos.















Con información de ABC y Fredy Massad

Compartir artículo:

Lista de comentarios

11 de 4 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
Genial , 2017-06-26
Comentarios por: Alberto
 
"Cambios arbitrarios que nadie osa discutir. Un funcionamiento absolutista que sólo aboca a la improductividad, que haría creer que un estudio de arquitectura no tiene nada que ver con una empresa rigurosa y eficiente sino con un reducto donde reinan el miedo y un respeto indigno y que indigna; un lugar donde los cambios de humor dan bandazos sobre el proyecto" Bravo! Fantástica crítica.
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    
2 de 2 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
Los arquitectos idiotas. , 2017-07-01
Comentarios por: anders norgaard
4
 
Tengo que admitir que por viejo, soy mucho mas tolerante y/ o respetuoso de la opiniones ajenas, Viendo el video, me senti, como lo hice durante una entega del 6to semestre de la carrera, cuando por una vez en mi vida y mas nunca, le conteste al profesor, que me estaba calificando una entrega final, "que no lo sentia, que no le llegaba" a lo que le conteste, " agarre los planos, pongalos en el piso, y sientase sobre ellos a ver si los siente asi" eso es lo que me hubiera provocado contestarle a un Perrauld o un Foster por las tonterias provocadoras que preguntan al proyecttista, Hoy dia, lo que me provocaria es sonreirle y mas nada.
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    
0 de 2 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
referencia bibliográfica de calidad , 2018-07-08
Comentarios por: María Larie de Blas
Estos arquitectos
 
Como referencia para las dudas que expresa en su articulo, un articulo/entrevista en A10 de Anna Yudina con el autor del documental le puede llevar en la buena dirección: https://www.a10.eu/?p=1752. Parece haber un interés genuino del autor del documental para investigar sobre los procesos de los concursos de arquitectura y su relación con la democracia. También sobre la relevancia de los concursos en cuanto al acceso justo a las oportunidades de trabajo para los arquitectos, dicho de otro modo y de forma rápida, que no haya siempre concursos del tipo que él mismo documentó, es decir, restringidos, con una fase previa de selección en base a curriculum y méritos, tipo "premios Pritzker". Hay otra referencia muy útil en el nr. 28 de Trans Magazine, de la ETH de Zurich: es un articulo escrito por Angel Borrego Cubero mismo titulado "What Did We Learn From The Competition?" en él que explica porqué hizo el documental y cual puede ser su relevancia para la arquitectura; no tiene nada que ver con lo que ha entendido Masad. Por desgracia, el articulo no parece que se pueda leer on-line: http://trans.ethz.ch/lang-en/issues. Yo lo he leído en la ETH. Veo que la fuente de su información es un articulo en ABC; quizás no sea la mejor fuente de todas las que hay sobre este documental, ABC es posiblemente de los peores periódicos españoles.
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.

   

Síguenos

Applicaciones

Contáctanos

  • Domicilio: Detroit 9 - 704, Col Nochebuena, México DF

  • Teléfono: (5255) 52-35-86-04

  • Horario: Lunes a Viernes 9:30 hrs a 17:00 hrs (GTM -6)

  • En línea: FAQ