Noticias : Arquitectura : Las 9 fábricas y centrales de energía más estéticas del mundo

Noticias de Arquitectura

Las 9 fábricas y centrales de energía más estéticas del mundo

¿Se puede generar electricidad o extraer toneladas de carbón en edificios funcionales, eficientes por otra parte bonitos? (Jue, 09 Mar 2017)
Las 9 fábricas y centrales de energía más estéticas del mundo La respuesta de la mayoría a la anterior interrogación sería un absoluto y rotundo "no".

Vivimos rodeados de enormes polígonos industriales verdaderamente feos y carentes de atractivo estético, de fábricas oxidadas y de cementeras, si bien fascinantes, desinteresadas por los cánones de la belleza.

Pero en realidad, sí se consigue: la belleza industrial no sólo tiene referentes pasados, sino que es una piedra angular del futuro.

Es lo que se discute en este artículo: el porvenir de nuestras centrales energéticas pasa por adaptarse al entorno en el que producen electricidad, ser medioambientalmente sustentables y servir a un propósito estético y funcional a la localidad donde se edifican.

También es apasionante pensar sobre los proyectos derivados de mezclar el buen diseño arquitectónico con el razonamiento industrial. No porque resulten utopías futuras, sino que la historia de la revolución industrial ha expuesto que construir una industria puede ser una manera de crear arte.

Al fin y al cabo, no todo ha de ser un gigantismo a lo chino.

Así que hemos decidido repasar un puñado de edificios industriales y centrales de energía, tanto de ayer, como de hoy, como de mañana que son bonitas y auténticas obras de arte.

Muchas de ellas, por cierto, están incluidas dentro del listado de Patrimonio Industrial de la UNESCO, no sólo por su valor histórico sino por su importancia arquitectónica.

Otras, en particular en Europa, están incluidas en rutas de Patrimonio Industrial que, además, ponen de manifiesto las posibilidades turísticas y sociales de construcciones de este clase. Veamos:

1. La mina de carbón de Zollverein



Ubicada sobre algunos de los yacimientos de carbón más importantes de Europa, la cuenca del Ruhr fue el motor de la revolución industrial alemana y, al día de hoy, el corazón financiero de Europa.



Sobre ella pisan diariamente más de cinco millones de personas, en un entorno de conurbaciones urbanas (Essen, Dortmund, Bochum) sin apenas atractivo histórico, dado que su proyección demográfica e trascendencia histórica nace a partir del siglo XIX. No es un lugar para turismo. Pero en realidad lo es.



En Essen, en concreto, se encuentra el complejo minero de Zollverein, la bautizada no oficialmente como "la mina de carbón más bonita del mundo". Se trata de un enorme complejo diseñado bajo los cánones de la Bauhaus, con diversos edificios que ejercían como minas de extracción y una emblemática torre del montacargas que preside el complejo.



Alberga un museo sobre arte vanguardista en su interior, y se halla separada por una bella colina boscosa de Kokerei Zollverein, una refinería de coque ya inutilizada pero de bellísima e impronta estética. En su momento, fue la mina más productiva e importante del planeta.

2. La central hidroeléctrica de Øvre Forsland



Supongamos que el ejemplo anterior demuestra perfectamente la forma en que los lineamientos estéticos de principios del siglo XX podían unirse con la producción industrial, entonces la central hidroeléctrica de Øvre Forsland representa el mismo paradigma pero cien años después.



Ubicada en Noruega, donde el agua es un recurso natural muy abundante, el complejo se localiza en un remoto valle al norte del país, cerca del Círculo Polar Ártico.



La central no es especialmente destacada en su volumen de producción eléctrica, no obstante sí en su sintonía con el paisaje que la rodea.



Como explica su diseñador, Stein Hamre, el paisaje vertical de los fiordos noruegos y del panorama montañés del país nórdico sirvieron de inspiración para la bella impronta de la central.

Ubicada a los pies de una fuente de agua, se ilumina por la noche, y durante el día se entrelaza de forma casi perfecta con los abundantes arboledas y los altos riscos que le sirven de compañía.

Noruega se está planteando encargar al mismo arquitecto nuevas centrales energéticas de semejantes características: casadas con sus paisajes.

3. La laguna de olas de Swansea



La energía hidroeléctrica es una de las más sobresalientes, en cuanto a potencial y expansión, del futuro. Hay muchos aprovechamientos, como el de la fuerza de las mareas y de las olas, cuya experimentación todavía es muy temprana.



En Swansea, Gales, quieren adelantar por ese camino edificando una laguna artificial que capturaría la energía del oleaje y la transformaría en energía limpia. Una infraestructura tan grande, en teoría, debería ser muy costosa tanto para el medio ambiente como para el paisaje urbano y natural de la bahía de la ciudad. Y es ahí donde entra en juego el diseño.



La Tidal Lagoon Swansea Bay, como es conocida en inglés, aspira a sobrepasar todos sus inconvenientes haciendo de la propia central hidroeléctrica un gigantesco jardín verde. El murete que crearía la laguna serviría de andador y carril de bicicletas para aprovechamiento ocioso y social de los habitantes de Swansea. Y el edificio generador asimismo haría las veces de museo y de centro de eventos, además de contar con un diseño indudablemente integrado al paisaje de la costa sobre Gales. Está aún en construcción.

4. La fábrica transparente de Volkswagen



Volvemos a Alemania, hogar genuino de algunas de las fábricas más bellas jamás ideadas.



No todas tienen el clásico encanto del siglo XIX o del siglo XX. Al día de hoy, los arquitectos también se empeñan en hacer de las fábricas algo en sintonía con el paisaje urbano que las rodea.



En el caso de la fábrica transparente de Volkswagen, en Dresde, su valor reside tanto en su característica hermosura como en su integración al paisaje moderno post-guerra de la ciudad del este de Alemania.



Parte de la estructura del conjunto de edificios que la integran es transparente, de igual modo que los pasaeantes pueden acercarse a ella y ver algunas fases del proceso de producción de una automóvil.



De forma paralela, la fábrica transparente, construida en 2002, pretendía ser un símbolo de la transparencia de Volkswagen para con sus consumidores.



Como aprendimos el año pasado, tan sólo se trataba de una mera ilusión. En cualquier caso, la fábrica es un hito arquitectónico industrial digno de verse.

5. Battersea Power Station



Localizada frente al adinerado barrio de Chelsea y South Kensington, la antigua central eléctrica de Battersea pervive aún hoy como el último testigo de la revolución industrial londinense.



La ciudad ha vaciado el centro del casco urbano de todo vestigio industrial, ya sea convirtiéndolo en museo, como la Tate Modern, o derruyéndolo, sin embargo Battersea Power Station sobrevivió al proceso. Durante décadas abandonada, al día de hoy se está reconvirtiendo en un gran corazón comercial, de ocio y residencial a orillas del Támesis.



Sus cuatro altas chimeneas, blancas, moldean el paisaje del sur de la ciudad, río arriba, y han servido para establecer notables e icónicas imágenes. Todo fan de Pink Floyd la reconocerá al instante: sirve de portada a Animals, uno de los discos más importantes del grupo, de gran proyección popular en todo el mundo.

Battersea Power Station impresiona no sólo por su sobrio pero impactante diseño, sino también por sus dimensiones: pocos edificios en el Londres presente cuentan con tales proporciones.

6. La fábrica de Fagus en Alfeld



De vuelta a Alemania, país que podría llenar esta lista por sí mismo. La fábrica de Fagus, fábrica de zapatos, es también Patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO.



Fue construida durante la segunda década del siglo XX y diseñada por Walter Gropius y Adolf Meyer. Es considerada uno de los más asombrosos y tempranos ejemplos de arquitectura industrial moderna.

Su aspecto al día de hoy, de hecho, refleja en menor medida el prototipo de fábrica de ladrillo rojo de la época, y aparece como un complejo funcional, limpio y de una escueta belleza.

7. McLaren Technology Centre



Inaugurado en 2004, el Centro Tecnológico de McLaren es una de las fábricas industriales de alta tecnología más importantes de Reino Unido.



Ubicada en Woking y pensada inicialmente como un complejo destinado sólo a oficinas, rápidamente se transformó en el sitio donde la escudería McLaren construía sus prototipos y posteriores vehículos de competencia.



Está diseñada específicamente para tener un impacto muy reducido, a nivel visual, en su entorno, pero su interior es enorme, capaz de almacenar varios aviones.

8. La fábrica de aceite de Olisur



Doscientos kilómetros al sur de Santiago de Chile, en pleno desierto, se encuentra la fábrica de aceite de Olisur, indudablemente una de las fábricas más bellas del mundo.



Perfectamente integrada con el entorno gracias al novedoso y muy equilibrado diseño de Guillermo Hevia, el complejo sirve tanto de oficinas para la empresa chilena como de centro de producción de aceite de oliva.



No sólo es un prodigio visual y funcional, sino que también, diseñada en 2009, trata de ser lo menos lesiva posible con el medio ambiente.



Muy luminosa en su interior y revestida de madera por fuera, resulta muy icónica.

9. La villa de Saltaire



Planificada sobre un esquema urbano de corte victoriano, Saltaire es una ciudad industrial al modo del siglo XIX. Ubicada en Yorkshire, al norte de Inglaterra, es una de las joyas de la corona del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, capítulo patrimonio industrial.



Toda la ciudad se asienta sobre idénticos precepctos estéticos, jugando el ladrillo beige un papel importante en la armonía estética tanto del molino, como de los edificios cívicos como de las casas terrace para los obreros, además de las casas de campo.



El molino es quizá el edificio industrial de mayor relevancia. Ubicado junto a una pequeña presa, generaba energía para abastecer la pequeña industria textil asentada en la zona. En pleno siglo XIX, Inglaterra era la productora textil más importante del planeta, una pre-eminencia que le permitió consolidarse como la primera potencia política y económica del mundo.

Saltaire no sólo es el ideal del buen (y remoto) diseño industrial, sino de una excelente planificación urbana en torno a líneas y funciones muy bien definidas.

Compartir artículo:

Lista de comentarios

0 de 1 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
Comentario , 2017-03-10
Comentarios por: Arturo Noriega
Las 9 fábricas y centrales de energía más estética
 
Me parecion muy interesante este tema pues no conocía todas las fabricas que acá presentaron. Excelente aporte.
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.