Noticias : Tecnología : No más límites en altura, forma y movilidad: el elevador del futuro

Noticias de Arquitectura

No más límites en altura, forma y movilidad: el elevador del futuro

Un elevador sin cables, que suba, baje y vaya a los costados para transportarte entre edificios ya existe en Alemania, en lo que significa la primera gran evolución de la industria desde su creación hace 165 años. (Mie, 04 Oct 2017)
No más límites en altura, forma y movilidad: el elevador del futuro Se considera a Arquímedes como el inventor del elevador, gracias a su tornillo sin fin y a la polea. Este primer montacargas lo aprovecharon los romanos en el Coliseo para subir y bajar gladiadores y bestias.

En sus inicios no era un aparato seguro: las cuerdas se rompían provocando estrepitosas caídas. Por eso, Elisha Otis es el inventor del elevador moderno, cuando en 1854 equipó la caja con un sistema de seguridad que impedía que esta se desplomara si se rompían las cuerdas. Con el auge del rascacielos en el siglo XIX, el elevador comenzó su era dorada: los primeros modelos eran de vapor, luego hidráulicos y con la masificación de la electricidad comenzaron a funcionar con una combinación de engranajes y energía eléctrica. Los cables de acero que los hacen subir y bajar han estado presentes en toda la historia del elevador. Hasta ahora.



El elevador del futuro, de acuerdo con la empresa alemana ThyssenKrupp, ya no dependerá de cables de acero ni su movimiento estará limitado hacia arriba o hacia abajo: el prototipo que desarrollan podrá desplazarse horizontal e incluso diagonalmente. Se trata de una verdadera revolución que transformará para siempre no sólo la construcción de rascacielos sino que impulsará nuevos diseños, nuevas posibilidades.

Este nuevo elevador utiliza el mismo sistema que los trenes de levitación magnética, como en Japón. Bautizado como Multi, su funcionamiento se asemeja mucho a un conjunto de vías férreas: un solo eje con subdivisiones o ramales que transportarán a las personas a gran velocidad y sin interrupciones.



De acuerdo con ThyssenKrupp, estos elevadores poseen muchas ventajas respecto de los tradicionales: pueden transportar hasta 50% más personas en un solo núcleo, a una velocidad promedio de 5 metros por segundo. En cuestiones de espacio también resultan más eficientes: los elevadores tradicionales pueden llegar a ocupar hasta 40% del espacio de un edificio de gran altura; los nuevos necesitan menos espacio y pueden aumentar el área útil hasta un 25%.



Las pruebas se llevan a cabo en la torre de innovación de ThyssenKrupp, en Rottweil, Alemania, de poco más de 246 metros de altura donde los nuevos elevadores viajan continuamente a lo lago de doce ejes.

En el año 2020, el primer edificio que contará con esta tecnología será en la East Side Tower, de OVG Real Estate, en Berlín en 2020.


Compartir artículo:

Lista de comentarios

6 de 1 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
, 2017-06-28
Comentarios por: LGon
 
Cada dia la tecnologia nos sorprende, nada que bueno, ojala pronto podamos incertarnos en nuestros proyectos.
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.