Noticias : Arquitectura : Renovación de vivienda de finales del siglo XIX

Noticias de Arquitectura

Renovación de vivienda de finales del siglo XIX

La Casa de Teléfonos fue renovada para devolverle su aspecto original, este proyecto entre la restauración y la puesta al día es de Arquitectos Higuera, de Santander, España. (Mar, 03 Sep 2019)
Renovación de vivienda de finales del siglo XIX La Casa de teléfonos fue construida entre 1850 y 1900, con tipología de villa y uso de vivienda unifamiliar. Sin embargo, contaba con una central telefónica que se encontraba en la planta baja del edificio hasta que fue abandonado en los años 80.






Las principales características del edificio son su arquitectura ecléctica, el tratamiento de la sillería y su singular revestimiento de azulejo en fachadas.

El sistema constructivo era a base de muros de carga en piedra de 60 centímetros, y estructura de madera en el interior, pilares, vigas y viguetas eran todos de madera.

La cubierta del edificio es a cuatro aguas, dos de ellas achaflanadas, y en sus fachadas este y oeste tiene dos miradores abuhardillados.

El edificio había estado abandonado, aproximadamente durante 25 años, por lo que los elementos de carpintería de fachada (miradores, galerías) presentaban gran deterioro.

Su cubierta también estaba muy deteriorada, principalmente donde antiguamente existía una pequeña buhardilla, y el primer forjado, sobre todo justo debajo del hueco en cubierta.

El proyecto consistió en la rehabilitación integral del edificio y la adecuación estructural y espacial que le permitiese acoger un uso residencial, la restauración de los elementos catalogados y la mejora de la calidad urbana del entorno.






La intención de la rehabilitación fue la de crear una vivienda dinámica donde su propio uso crea cierto bullicio, por lo que los huecos perimetrales resultan una ventaja, ya que potencian la relación con el exterior.

Dado que se trataba de una rehabilitación de la casa solo se conservó la fachada, la cimentación, y la balaustrada, desmontada y rehabilitada para su posterior uso.

Al comenzar la excavación se descubrió un sótano abovedado oculto hasta la fecha, que había sido usado en el pasado como aljibe, y que suministraba agua a toda la vivienda.

Este espacio se articuló a través de un cuerpo central que da acceso a salas anexas mediante arcos de ladrillo, todo ello con techos abovedados con un máximo de 2 metros de altura.

Desde el principio, se optó por mantener estos elementos para incidir en la autenticidad del espacio y realizar una transición lo menos invasiva posible del antiguo aljibe.

También se optó por respetar la estética de las edificaciones típicas del municipio.

Como detalle, en todas las ventanas, similares a los característicos bay-windows, se dejó al descubierto el ladrillo original precisamente en los chaflanes que dan forma ala ventana, como una manera de dejar ver la estructura.






La escalera se renovó completamente, y se rescató la herrería original, que le da mayor valor al proyecto.

Para mejorar la iluminación se sustituyeron las losas de los rellanos por vidrios de alta resistencia que permiten el paso de la luz en toda la escalera. Así, la claraboya interior que flirtea con la estructura de la cubierta y la escalera, filtra la luz hasta la mayor parte de las estancias comunes.

De esta forma, este vacío central se llena de luz convirtiéndose en el auténtico corazón del edificio.

El sistema estructural se constituyó por muros de carga de piedra existentes y por una estructura de acero que aligeró la cimentación existente y permitió reducir el canto de los forjados, consiguiendo así una mayor altura útil en la planta baja cubierta y poder generar grandes espacios libres donde la iluminación natural es ahora la protagonista.

















Arquitectos Higuera

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.