Noticias de Arquitectura

Adiós a la gasolina

Es una medida irreversible, una realidad que ya nos alcanzó: en breve, la gasolina, junto con otros combustibles de origen fósil, será parte de la historia, y generaciones futuras se sorprenderán al saber que el hombre, a lo largo de los siglos XIX y XX, contaminó al planeta a niveles sin precedentes. (Vie, 11 Ene 2019)
Adiós a la gasolina Los ejemplos se multiplican: en Noruega dejarán de venderse coches de gasolina o diesel a partir del año 2025. Reino Unido cerrará, ese mismo año, su última central de carbón. Europa, hacia 2050, reducirá entre 80 y 95% la emisiones de gases de efecto invernadero. Incluso China, país que por su proceso de industrialización contamina demasiado, se prepara para dar el salto hacia las energías renovables.

El Acuerdo de París, firmado en 2015 por 193 países, fue el comienzo de un compromiso global para prevenir que la temperatura siga subiendo y revertir el cambio climático que azota tanto a países ricos y pobres.

Históricamente, la era del petróleo comenzó al terminar la Segunda Guerra Mundial, pero el carbón no se dejó de usar. Lo mismo pasó con el gas natural en los años setenta: en lugar de emplear una sola fuente de combustible, las tres permanecieron con las consecuencias que ya todo conocemos. La implantación de nuevas energías renovables como la solar y la eólica es un gran avance, pero sólo representan el 18% de la energía que se consume actualmente. Sin embargo, es un gran avance que en países como Alemania ya se cuente con 1,8 millones de hogares con celda solares en sus azoteas, o como California con casi 700,000.

El cambio definitivo depende de desarrollo de baterías fotovoltaicas que permitan que haya electricidad en caso de que el viento no sople, que no hay luz solar o agua en los ríos, y sobre todo, que los países avancen hacia una revolución en el transporte: que deje de depender de combustibles fósiles. La aparición del coche eléctrico ha abierto la puerta para que pronto dejen de venderse vehículos tradicionales, sobre todo por un factor económico que los hará poco atractivos: hacia 2040 el precio del barril de petróleo caerá hasta los 15 dólares.

México, de acuerdo con la Secretaría de Energía, cuenta con un potencial de crecimiento en la generación de electricidad mediante fuentes renovables: eólica, hídrica, geotérmica y solar. Hacia el año 2024, el 35% de la energía producida en el país provendrá de fuente renovables y limpias. Actualmente, la instalación de plantas de energía eólica crece a un ritmo anual de 104.7%. De igual manera, el compromiso del gobierno es disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 50% en el año 2050.

Con información del suplemento Ideas, del diario El País, y datos de la Secretaría de Energía (SE).

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.