Noticias : Materiales de Construccion : Las varillas radioactivas del Chernobyl mexicano

Noticias de Arquitectura

Las varillas radioactivas del Chernobyl mexicano

El mayor accidente nuclear en el continente americano inició en México a raíz del robo de una cápsula de Cobalto 60, material altamente radioactivo, pero los ladrones no lo sabían.
Las varillas radioactivas del Chernobyl mexicano Antes del accidente de la Central Nuclear de Chernóbil, en América ocurrió el accidente radioactivo más peligroso de la historia.

Todo comenzó en 1977, cuando el doctor Abelardo Lemus y sus socios del Centro Médico de Especialidades de Ciudad Juárez compraron una máquina de radioterapia que contaba con una bomba de Cobalto 60.

Sin embargo, tras pagar entre 16 y 17 mil dólares, los nuevos dueños no contaban con los permisos necesarios para operar la máquina.

La máquina permaneció guardada en una bodega durante 6 años, porque el personal del hospital no sabía cómo manejarla.

Entonces, el 6 de diciembre de 1983, un trabajador de mantenimiento llamado Vicente Sotelo Alardín, junto con Ricardo Hernández, robaron la máquina para venderla como chatarra.

Para hacer más fácil la maniobra, desarmaron la máquina, cuyo peso rondaba los 100 kilogramos, pero durante los trabajos perforaron la bomba de cobalto, que contenía unos 6 mil balines, llamados pellets, de un 1 milímetro de diámetro. En total, la fuente radioactiva medía 400 curies, cantidad mortal en caso de exposición.

Cada pellet, según expertos de la Agencia Reguladora Nuclear, produjo una dosis de radiación de 25 rads por hora a dos pulgadas del pellet.

1 a 50 rads por hora se considera una dosis de radiación significativa. En comparación, la exposición más alta que un espectador pudo haber recibido del accidente nuclear en Three Mile Island fue de 100 milirads, apenas una décima parte de un rad.

Los ladrones fueron a un depósito de chatarra para vender la máquina, pero como la bomba tenía una abertura, los pellets se dispersaron por toda el área.

Un imán dispersó aún más los pellets, muchos de los cuales terminaron convertidos en productos de acero alrededor del 10 de diciembre y enviados a diferentes estados de México y Estados Unidos.

Los productos incluían 5,000 toneladas de varilla corrugada de una planta de Chihuahua, pedestales de mesa de Falcon Products Company en Juárez enviadas al distribuidor más grande de mesas de restaurante en los Estados Unidos, y productos de una fundición en Torreón y en Guadalajara.

La contaminación se detectó hasta el 16 de enero de 1984, cuando un camión que transportaba varillas corrugadas contaminadas pasó cerca del Laboratorio Científico de Los Álamos en Nuevo México, lo que activó los sensores automáticos de radiación.

Más tarde, ese mismo día, otros 5 camiones que transportaban acero contaminado fueron detenidos en un cruce fronterizo en El Paso, Texas.

Durante las próximas semanas, se estimó que entre 500 y 931 toneladas ingresaron a los Estados Unidos.

De inmediato se lanzó una alerta radiactiva y se inició la compleja tarea de recolectar todo el material contaminado.

Un helicóptero de reconocimiento del Departamento de Energía de los Estados Unidos voló sobre el área de Texas y encontró 22 sitios radioactivos. En total, 8 pellets fueron encontrados en la carretera.

A fines de enero, el acero contaminado se encontró en una fábrica de mesas en St. Louis, Missouri, por lo que se retiraron 2,500 piezas de fundición de 40.

En febrero de 1984, autoridades mexicanas informaron que 3 o 4 personas habían recibido dosis de 100 a 450 rem.

En México también se buscó el material contaminado. Entre el 20 y el 26 de marzo se identificaron 21 áreas contaminadas, así como la camioneta donde fue llevada la máquina de radioterapia.

En Sinaloa se demolieron 109 casas construidas con varilla corrugada contaminada. Posteriormente, un trabajador murió de cáncer de huesos, con otros 4 heridos. Un total de al menos 10 individuos recibieron exposiciones significativas.

A pesar de los esfuerzos, se estimó que alrededor de 1,000 toneladas de materiales y productos contaminados nunca fueron localizados.


Consecuencias
Más de 200 personas quedaron expuestas a la radiación de los pellets de Cobalto 60.

Las dimensiones completas del derrame emitieron 100 veces más radiación que el accidente nuclear en Three Mile Island, en Pennsylvania.

10 personas expuestas sufrieron efectos a largo plazo en la salud. Al ser sometidas a pruebas de cromosomas, todas ellas mostraron daños.

¿Qué pasa cuando el cuerpo humano se expone al cobalto 60?

La exposición a la radiación gamma emitida por el cobalto 60 puede causar quemaduras y enfermedad por radiación.

La mayor parte del material que es absorbido por el cuerpo se elimina en las heces, pero lo que queda puede incrustarse en tejidos como el hígado, los riñones y los huesos, donde puede causar cáncer.


Por desgracia, el 26 de abril de 1986, en la Central Nuclear de Chernóbil ocurriría el accidente nuclear más devastador de la historia, cuyas consecuencias y daños aún permanecen.

Compartir artículo:

Lista de comentarios

11 de 1 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
, 2019-07-18
Comentarios por: Felipe
 
Con Parte de esas varillas fue construido el hospital de la clínica 32 en villa Coapa que estuvo muchos años abandonado, hasta que se autorizó su reestructuración y remodelación.
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    
0 de 0 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
Inquietud sobre las 100 tons. no recuperadas , 2019-08-09
Comentarios por: Eduardo Hume
Excelente información, poco difundida...
 
Alguien sabe en donde se puede rentar o conseguir un detector de radiación, ya que conozco un sitio del que se sospecha que se construyo con este tipo de material contaminado. Gracias.
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.

   

Síguenos

Applicaciones

Contáctanos

  • Domicilio: Detroit 9 - 704, Col Nochebuena, México DF

  • Teléfono: (5255) 52-35-86-04

  • Horario: Lunes a Viernes 9:30 hrs a 17:00 hrs (GTM -6)

  • En línea: FAQ