Noticias : Materiales de Construccion : Ropa vieja transformada en ladrillo

Noticias de Arquitectura

Ropa vieja transformada en ladrillo

No es ningún secreto que la industria de la moda es una de las más contaminantes del mundo. Pero, ¿y si hubiera una forma de reutilizar esa ropa vieja en lugar de tirarla? Ahí es donde entran en juego los ladrillos hechos con ropa vieja.
Ropa vieja transformada en ladrillo No es ningún secreto que la industria de la moda es una de las más contaminantes del mundo. La producción de ropa requiere enormes cantidades de agua y energía, por no hablar de todos los tintes y productos químicos tóxicos que se utilizan en la fabricación textil. Y una vez que la ropa pasa de moda o ya no sirve, suele acabar en los vertederos, donde libera gases nocivosa la atmósfera.

No es ningún secreto que la industria de la moda es una de las más contaminantes del mundo. La producción de ropa requiere enormes cantidades de agua y energía, por no hablar de todos los tintes y productos químicos tóxicos que se utilizan en la fabricación textil. Y una vez que la ropa pasa de moda o ya no sirve, suele acabar en los vertederos, donde libera gases nocivosa la atmósfera.




No es ningún secreto que la industria de la moda es una de las más contaminantes del mundo. La producción de ropa requiere enormes cantidades de agua y energía, por no hablar de todos los tintes y productos químicos tóxicos que se utilizan en la fabricación textil. Y una vez que la ropa pasa de moda o ya no sirve, suele acabar en los vertederos, donde libera gases nocivos a la atmósfera.

Pero, ¿y si hubiera una forma de reutilizar esa ropa vieja en lugar de tirarla? Ahí es donde entran en juego los ladrillos hechos con ropa vieja.




FabBRICK es un ladrillo creado por una estudiante de arquitectura a base de ropa triturada y un pegamento ecológico creado por ella.

Mundialmente, el 20% de toda la producción de desechos viene de la industria textil y de la moda. Solamente en Europa, se desechan aproximadamente 4 millones de toneladas de textiles al año.




Ahora es posible darle un uso nuevo a la ropa que de otra manera terminaría en un vertedero, por lo que Clarisse Merlet, ideó una forma de darle un nuevo significado a la ropa que de otra manera terminaría en la basura.

La idea, se cristalizó como FabBRICK, ladrillos hechos a base de ropa reciclada que responden bien al fuego y resisten la humedad, además de ser muy buenos aislantes al calor o al frío, e incluso al sonido.

El proceso para obtener un ladrillo comienza al escoger el color de los textiles que van a ser utilizados para hacer el ladrillo, la cual se mezcla con un pegamento ecológico, hecho de ingredientes de origen biológico y no contaminantes. Este pegamento también asegura que los ladrillos sean impermeables y resistentes al fuego.

Luego, los ladrillos se deben comprimir con una máquina que, por cierto, inventó ella también, la cual no utiliza ningún tipo de energía, ya que es manual y mecánica.

Finalmente los ladrillos se dejan secar (de manera natural) por dos semanas, y luego estarán listos para su uso.

Actualmente se están utilizando para decoración, o para construir paredes de partición y muebles, pero Merlet sigue investigando para lograr que los ladrillos FabBRICK puedan ser usados como un verdadero material de construcción y usados para soportar la estructura interna de casas y edificios.

Texto y redacción por equipo de colaboradores de Buscador de Arquitectura.
Fabrick, Citado de fab-brick.com/
Imágen principal: Bajo licencia Open Graph (Open Graph Protocol), Fabrick, Citado de fab-brick.com/

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.