Noticias : Entrevistas : La forma y la función están conectadas sinergéticamente. Entrevista a Wolf Prix del despacho Coop Himmelblau

Noticias de Arquitectura

La forma y la función están conectadas sinergéticamente. Entrevista a Wolf Prix del despacho Coop Himmelblau

El arquitecto de origen austriaco Wolf Prix, miembro del despacho Coop Himmelblau es una de las figuras más importantes de la arquitectura internacional. (Jue, 09 Feb 2012)
La forma y la función están conectadas sinergéticamente. Entrevista a Wolf Prix del despacho Coop Himmelblau Desde hace más de dos décadas él y su socio Helmut Swiczinsky, han desarrollado proyectos sumamente originales, propositivos y muy complejos, que por sus conceptos y características formales, sin duda, han sentado las bases de la arquitectura del nuevo milenio y del futuro.

En el año 2006, Wolf Prix fue curador del pabellón austriaco de la X Bienal de Arquitectura de Venecia, que en esa ocasión tuvo como tema La Ciudad. A continuación les presentamos una entrevista realizada por el periodista Flores Zanchi al arquitecto austriaco con motivo de ese evento, y que consideramos de gran relevancia, ya que además de que explica por qué y cómo seleccionó el material para la Bienal, expone cuál su postura en torno a los conceptos de ciudad y arquitectura.



Flores Zanchi: estamos en Venecia, en la décima Bienal de Arquitectura y usted es el comisario del pabellón austriaco. ¿Qué ha querido expresar con esta exposición?

Wolf D. Prix: El tema de esta Bienal es realmente interesante, la ciudad. Estoy encantado de que un tema así tenga una posición de primer plano en el debate sobre la arquitectura. Para mí ha representado la posibilidad de desarrollar un concepto que fuese un punto de partida.

He decidido no dedicar la exposición a proyectos urbanos reales y a sus efectos sobre la ciudad, algo que ya se hace en el Arsenale. Estaba buscando manifiestos que fueran escritos, elaborados o diseñados por arquitectos austriacos y así he decidido reconstruir la idea de ciudad siguiendo el modelo espacial de Kiesler. He concebido este manifiesto como una contribución a las ciudades verticales, en continua metamorfosis.

El portaaviones de Hans Hollein, que representa la forma tópica, afronta el tema de las ciudades caracterizadas por límites estrechos y de alta densidad. Como tercer paradigma para construir una ciudad, he invitado a Gregor Eichinger para que definiese el concepto de red, porque una red es lo que une el espacio y la forma, lo que él ha hecho no es otra cosa que el núcleo de la ciudad, un tablero (Primal Bar) donde explica sus proyectos de red urbanística en una zona de Viena.

Flores Zanchi: Pero en términos prácticos, ¿Cuál es su idea personal de la ciudad del futuro?

Wolf D. Prix: Lo que he dicho hasta ahora es el punto de partida para un simposio durante el cual discutiremos el futuro de la ciudad que, según mi opinión, puede ser comparada con el cerebro. El desarrollo de una ciudad no es otra cosa que el sistema tridimensional de nuestro cerebro y el modo en que pensamos puede ser comparado con el desarrollo de una megalópolis.

Esto significaría que si todas las sinapsis estuvieran conectadas, cada distrito estaría conectado a otro, cada persona estaría conectada a otra. Pero no es así como funciona nuestro cerebro. Por otra parte no funciona ni siquiera según un modelo geométrico, es un término medio entre las dos cosas y es perfecto para estar conectado a las metodologías de planeamiento urbanístico.

Flores Zanchi: Pasando de la escala urbana a la arquitectónica...

Wolf D. Prix: Pero el urbanismo es arquitectura. La gente no entiende que todo es arquitectura, como dice Hans Hollein, para quien también el urbanismo es arquitectura.

Flores Zanchi: Pero los edificios son una parte del urbanismo y yo estaba hablando de arquitectura pensando en ellos. Recientemente en una conferencia le oí hablar de híbridos sinergéticos ¿Nos puede explicar cómo estos pueden representar una solución para las ciudades contemporáneas de alta densidad?

Wolf D. Prix: nuestros edificios siempre tienen un valor urbanístico, nos los vemos en conexión con lo que les rodea. Los ¿híbridos sinergéticos? son edificios multifuncionales que pueden tener más de una finalidad: no es un edificio con una sola función, sino un edificio con muchas funciones.

Esto significa satisfacer las necesidades de nuestra sociedad marcada por un ritmo de vida veloz. Híbrido sinergético implica que nuestros edificios sigan la regla de que la forma no está en función del uso, ni de que el uso está en función a la forma, sino que la forma y la función están conectadas sinergéticamente.

Flores Zanchi: Los edificios que proyecta son notoriamente complejos y dinámicos. Por ejemplo, estoy pensando en el proyecto para la BMW o para el Banco Central Europeo en Frankfurt. ¿Cómo utiliza las tecnologías digitales en su trabajo?



Wolf D. Prix: Sin este instrumento, el ordenador, no seriamos capaces de construir edificios de tanta complejidad ¡porque los cálculos necesarios para poder realizar la estructura requerirían años para ser elaborados! Ahora gracias a la tecnología digital que agiliza el proceso de planeamiento por una parte y que nos ayuda a crear nuevas formas por la otra, podemos transformar los edificios en realidad.

Flores Zanchi: ¿Qué puede decirnos de la construcción? ¿Cómo gestiona la relación con las empresas constructoras? Debe ser difícil encontrar empresas capaces de construir sus ideas tan complejas.

Wolf D. Prix: El enemigo por excelencia de la arquitectura está representado hoy precisamente por las empresas constructoras, porque no son capaces de ir al paso con las ideas de los arquitectos y de inventar nuevos sistemas y nuevas soluciones para los edificios que nosotros proyectamos. Sencillamente matan nuestros proyectos pidiendo demasiado dinero, porque son demasiado torpes para pensar.

Sin embargo la BMW ha sido construida y también el Banco Central Europeo será construido. Seguiremos construyendo pero la pereza de la construcción hará muy lenta la evolución de la arquitectura.

Flores Zanchi: Y además tiene que convencer al cliente...

Wolf D. Prix: El cliente es más fácil de convencer porque estamos haciendo edificios extraordinarios. Está a la vista de todos que existen de edificios de firma y estos edificios o este tipo de edificios son necesarios en una ciudad de estructura anónima: son puntos de interés que le dan una identidad.

Flores Zanchi: ¿Existen todavía límites a la arquitectura, en términos de cultura, clima y religión?

Wolf D. Prix: ¿Quiere decir si la arquitectura es global?

Flores Zanchi:

Wolf D. Prix: Yo diría que no. Si, por ejemplo, tomamos el ejemplo de Rem Koolhaas o de Zaha Hadid - o de nosotros mismos, para esto - y requiere un proyecto dando el mismo programa en el mismo lugar, tendrá seguramente tres soluciones diferentes.

Flores Zanchi: Ahora está construyendo un gran centro comercial en Guadalajara. ¿Cómo interpreta esta tipología arquitectónica en relación a la sociedad contemporánea?

Wolf D. Prix: lo dijo antes, híbrido sinergético. No se trata de un simple centro comercial, no es meramente un centro de entretenimiento, no es un espacio destinado a un mercado ni a un teatro. Es un teatro, un mercado y un espacio para la colectividad al mismo tiempo. Tiene muchas, muchas funciones. Ésta es la nueva interpretación del espacio público para la ciudad del futuro.



Flores Zanchi: ¿En qué proyecto está trabajando en este momento?

Wolf D. Prix: Estamos trabajando en un rascacielos en Nueva York.

Flores Zanchi: ¿Nos puede hablar de ello?

Wolf D. Prix: Está precisamente cerca de el rascacielos de Norman Foster, entre la calle ocho y la cincuenta y cinco y tendrá una forma girada. Es un hotel que dispone también de apartamentos y que tendrá un aspecto muy peculiar. Me gustaría decir algo que considero importante: hoy la arquitectura es tierra ocupada, ocupada por la industria de la construcción, de los clientes comerciales, del dinero. Un arquitecto tiene que decidir si unirse a la resistencia o si convertirse en un peón movido por el dinero. Creo que la buena arquitectura solo puede ser fruto de un arquitecto que va contracorriente.

Flores Zanchi: Usted ahora va contracorriente...

Wolf D. Prix: Todos los buenos arquitectos forman parte de la resistencia, de otro modo producen arquitectura comercial.

Flores Zanchi: Gracias.

Coop Himmelb(l)au

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.