Noticias : Diseño y Dibujo : Santiago Calatrava elimina los límites entre la arquitectura y la ingeniería para que sus edificios tengan movimiento

Noticias de Arquitectura

Santiago Calatrava elimina los límites entre la arquitectura y la ingeniería para que sus edificios tengan movimiento

El escritor estadounidense Robert Greene ha compartido un fragmento de la obra de Santiago Calatrava desde su libro recién publicado "Maestría". (Lun, 21 Ene 2013)
Vivimos en el mundo de una separación triste que comenzó hace unos 500 años atrás, cuando el arte y la ciencia se separaron. Los científicos y técnicos vivin en su propio mundo, centrándose sobre todo en el "cómo" de las cosas. Otros viven en el mundo de las apariencias, el uso de estas cosas, pero sin entender cómo funcionan. Justo antes de esta división se produjera, el ideal del Renacimiento era combinar estas dos formas de conocimiento. Esta es la razón por la obra de Leonardo da Vinci nos sigue fascinando, y por qué el Renacimiento sigue siendo un ideal.



Entonces, ¿por qué Santiago Calatrava, ahora uno de los arquitectos de élite del mundo, decide regresar a la escuela en 1975 para un título de ingeniero civil después de afirmar a sí mismo como un joven arquitecto prometedor?



A una edad muy temprana, Santiago Calatrava desarrolló un amor por el dibujo. Llevó sus lápices dondequiera que iba. Una cierta paradoja en el dibujo comenzó a obsesionarlo. En Valencia, España, donde se crió, la luz del duro sol mediterráneo pondría las cosas que le gustaba dibujar: rocas, árboles, edificios, gente. Sus contornos poco a poco ablandaban según avanzaba los días. Nada de lo que hizo fue siempre realmente estático, todo está en un estado de cambio y movimiento, que es la esencia de la vida. ¿Cómo podía captar este movimiento en el papel, en una imagen que estaba perfectamente quieta?



Tomó clases y aprendió las técnicas para crear distintas ilusiones de algo atrapado en el momento, pero nunca fue suficiente. Como parte de esta misión imposible que él mismo se enseño aspectos de las matemáticas, como la geometría descriptiva, que podría ayudar a entender cómo representar sus objetos en dos dimensiones. Su habilidad mejoró y profundizó su interés en el tema. Parecía que estaba destinado para una carrera como artista, por lo que en 1969 se matriculó en la escuela de arte en Valencia.

Pocos meses después de sus estudios, tuvo una experiencia aparentemente menor que cambiaría el curso de su vida: su búsqueda de suministros en una tienda de papelería, su ojo se señaló a un folleto bien diseñado que describe el trabajo del gran arquitecto Le Corbusier. De alguna manera este arquitecto había logrado crear formas completamente distintas. Se volvió incluso algo tan simple como una escalera en una pieza dinámica de la escultura. Los edificios que diseñó parecían desafiar la gravedad, creando una sensación de movimiento en sus formas fijas. El estudio de este folleto, Calatrava desarrollado una obsesión para nuevo aprender el secreto de cómo estos edificios se produjo. Tan pronto como pudo, se trasladó a la escuela de arquitectura de Valencia.



Se graduó de la escuela en 1973, Calatrava había ganado una sólida formación en la materia. Él había aprendido todas las reglas de diseño más importantes y principios. Él era más que capaz de tomar su lugar en algún estudio de arquitectura y obtener crecimiento. Pero sentía algo elemental que le faltaba a su conocimiento. Al examinar todas las grandes obras de arquitectura que más admiraba: el Panteón de Roma, los edificios de Gaudí en Barcelona, ​​los puentes diseñados por Robert Maillart en Suiza -no tenía idea sólida acerca de su construcción real. Él sabía más que suficiente acerca de su forma, su estética, y cómo funcionaban como edificios públicos, pero que no sabía nada acerca de la forma en que se puso de pie, ¿cómo encajan las piezas, como los edificios de Le Corbusier logró crear esa sensación de movimiento y dinamismo.

Era como saber cómo dibujar un pájaro hermoso, pero no comprender cómo podía volar. Al igual que con el dibujo, que quería ir más allá de la superficie, el elemento de diseño, y afectan a la realidad. Sintió que el mundo estaba cambiando, algo que estaba en el aire. Con los avances tecnológicos y los nuevos materiales, las posibilidades revolucionarias había surgido un nuevo tipo de arquitectura, sino de explotar realmente que iba a tener que aprender algo acerca de la ingeniería. Pensando en esta dirección, Calatrava hizo una fatídica decisión; virtualmente empezaría de nuevo y se inscribe en el Instituto Federal de Tecnología de Zurich, Suiza, para obtener un título en ingeniería civil. Sería un proceso arduo, pero él se entrenaría para pensar y dibujar como un ingeniero. Saber cómo los edificios se construyeron sería liberarlo y darle ideas sobre cómo ampliar poco a poco los límites de lo que podría hacerse.

En los primeros años, él se basa en el rigor de la ingeniería de todas las matemáticas y la física requeridas para el campo. Pero a medida que avanzaba, se encontró de regreso a la paradoja de que había estado obsesionado con la infancia como expresar el movimiento y el cambio. En la arquitectura, la regla de oro es que los edificios tenían que ser estables y fijos. Calatrava sintió el deseo de romper esta convención rígida. Para su tesis de doctorado, decidió estudiar la posibilidad de llevar el movimiento real en la arquitectura. Inspirado por la NASA y sus diseños para los viajes espaciales, así como las alas de los pájaros plegables diseñados por Leonardo da Vinci, Calatrava eligió como tema la plegabilidad de las estructuras-how a través de estructuras de ingeniería avanzada podía moverse y transformarse a sí mismos.

Completando su tesis en 1981, que finalmente entró en el trabajo en todo el mundo después de catorce años de un aprendizaje universitario en el arte, la arquitectura y la ingeniería. En los próximos años iba a experimentar en el diseño de nuevos tipos de puertas plegables, ventanas y techos que se mueven y se abren en nuevas formas, alterando la forma del edificio. Él diseñó un puente levadizo en Buenos Aires, que se movió hacia afuera en vez de hacia arriba. En 1996 se llevó a todo esto un paso más allá con su diseño y construcción de una ampliación del Museo de Arte de Milwaukee. Consistía en un largo pasillo de la recepción de cristal y acero con un límite máximo de ochenta pies, todo sombreada por una enorme pantalla solar móvil en la azotea. La pantalla tiene dos paneles acanalados que abren y cierran como las alas de una gaviota gigante, poniendo todo el edificio en movimiento, y dando la sensación de un edificio que podría emprender el vuelo.

Nosotros los humanos vivímos en dos mundos. En primer lugar, existe el mundo exterior de las apariencias todas las formas de las cosas que cautivan nuestra atención. Pero oculta a nuestra vista está otro mundo, como las cosas realmente funcionan, su anatomía o composición, las partes trabajan juntas y que forman el todo. Este segundo mundo no es tan inmediatamente fascinante. Es más difícil de entender. No es algo visible para el ojo, pero sólo en la mente que se vislumbra la realidad. Pero este "cómo" de las cosas es tan poético, una vez que entendemos que-contiene el secreto de la vida, de cómo las cosas se mueven y cambian.



Esta división entre el "cómo" y el "qué" se puede aplicar a casi todo lo que nos rodea, vemos la máquina, no la forma en que funciona, vemos a un grupo de personas que producen algo como un negocio, no como el grupo está estructurado o cómo los productos son fabricados y distribuidos. (De manera similar, tendemos a ser hipnotizado por las apariencias de la gente, no la psicología detrás de lo que hacen o dicen.) Como Calatrava descubrió, en la superación de esta división, al combinar el "cómo" y el "qué" de la arquitectura, obtuvo un conocimiento mucho más profundo, o más bien más homogeneo del campo. Tomó una porción más grande de la realidad para hacer edificios. Esto le permitió crear algo infinitamente más poético, para estirar los límites, a romper las convenciones de la arquitectura misma.

Calatrava intuyó que esto debe ser una parte de nuestro aprendizaje. Debemos estudiar lo más profundamente posible la tecnología que utilizamos, el funcionamiento del grupo que trabajamos, la economía de nuestro campo, su sangre vital. Constantemente debemos hacer las preguntas, ¿cómo funcionan las cosas, cómo se toman las decisiones, cómo el grupo interactúan? Completando nuestro conocimiento de esta manera nos dará una idea más profunda de la realidad y el mayor posibilidad para alterarlo.

Libro: Santiago Calatrava. Conversaciones con estudiantes.

Santiago Calatrava, es sin duda uno de los personajes más influyentes de la arquitectura contemporánea. A este controversial arquitecto español lo han catalogado como el Gran constructor de monumentos de la época contemporánea y como el renacentista del mundo actual, ya que en su obra persigue de manera incansable la unión entre arte y ciencia.

Este libro, muestra cuáles son los principios básicos que orientan su trabajo y el mismo Santiago Calatrava explica su proceso de trabajo; ya que el libro documenta una serie de conferencias que dictó en el Massachussets Institute of Technology, en las que habla de manera puntual sobre temas que considera fundamentales para la arquitectura: “Materiales y procesos constructivos”, “Fuerza y forma de la arquitectura” y “Movimiento y forma en la arquitectura”.

Sin duda, esta obra resultará de gran interés para los amantes de la arquitectura y admiradores del afamado arquitecto español, ya que expone sus secretos, la naturaleza de sus obras y de todo aquello que ha aprendido a lo largo de su vida y que ha tenido influencia sobre su trabajo.

Haz clic aquí para que te enviemos un ejemplar a tu domicilio sin costo de envío.

Compartir artículo:

Lista de comentarios

0 de 24 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
muy bonito e impotante para los actuales futuros arquitecto , 2013-02-04
Comentarios por: Marcial
El arte y las ciencias
 
enseña su ingenio y tamien u voluntad docente.
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    
0 de 21 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
calificacion , 2013-02-04
Comentarios por: Juan Carlos
cinco
 
Realizar ese tipo de arquitectura es todo un reto lo cual no es imposible y por el cual seras recordado siempre y como un hito el la epoca
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.

   

Síguenos

Applicaciones

Contáctanos

  • Domicilio: Detroit 9 - 704, Col Nochebuena, México DF

  • Teléfono: (5255) 52-35-86-04

  • Horario: Lunes a Viernes 9:30 hrs a 17:00 hrs (GTM -6)

  • En línea: FAQ