Noticias : Arquitectura : Arquitectura invisible para los emperadores de internet

Noticias de Arquitectura

Arquitectura invisible para los emperadores de internet

Las sedes de Google y Facebook recurren a construcciones invisibles firmadas por arquitectos notables. (Lun, 10 Abr 2017)
Arquitectura invisible para los emperadores de internet Haga memoria. Piense en el icono urbano de una ciudad progresista como N York o bien Hong Kong.

¿Qué le viene a la mente?

Prácticamente con toda seguridad la torre de una compañía. Es posible que el edificio Chrysler de Manhattan. O quizá el rascacielos del Hong Kong & Shanghai Bank que firmó Norman Foster.

Si en el pasado el poder político, religioso y hasta el económico contribuyó a construir la mejor arquitectura de las urbes, el día de hoy presenciamos su escapada de los sitios urbanos.

Ahora que la mitad de la habitantes del mundo se reúne en centros metropolitanos, los más poderosos parecen menospreciar la posibilidad de participar en la arquitectura de esas complejas macrociudades y escapan hacia la periferia resguardándose en un curioso anonimato.

Curioso por paradójico. Por un lado , las futuras oficinas centrales de Apple, Facebook y Google en California tienen todas algo en común: apuestan por la discreción, procuran confundirse con el ambiente.

No obstante , para hacerlo todas y cada una estas organizaciones encargan los proyectos de sus estructuras poco perceptibles a los arquitectos más famosos del mundo. En eso asimismo coinciden: Norman Foster está tras el futuro anillo de Apple en Cupertino, Frank Gehry concluyó la oficina central de Facebook en la ciudad de San Francisco y Bjarke Ingels y Thomas Hearherwick trabajan en las futuras sedes de Google.


(Apple en Cupertino por Norman Foster)

¿Contradicción? ¿perversión? ¿o prueba de que un profesional puede solucionar cualquier encargo incluido transformarse en su antítesis?

Más anonimato, exactamente, es lo que Mark Zuckerberg le solicitó a Frank Gehry tras conocer la maqueta de la primera versión de su proyecto de Facebook Menlo Park.































El día de hoy más de dos mil ochocientos ingenieros trabajan en la sede de FB de la bahía de la ciudad de San Francisco.

La cubierta es un parque, tal y como la había concebido originalmente Gehry.

El resto es parco, "rudo", ha comentado el arquitecto, "simple" ha declarado Zuckerberg: "Como un obra inconcluso que nos rememora cuánto nos queda por hacer para conectar al mundo".

En Google reconocen asimismo esa voluntad de discreción. En su weblog oficial la compañía describe la Nueva Sede de Google como un edificio que "desvanece la diferencia entre arquitectura y naturaleza".













Y si Facebook habla de entorno -en lugar de construcción- y Apple de campus de la mano de Norman Foster, en Google describen el diseño como similar an un barrio.



Efectivamente no es solo un construcción, la futura oficina central la firman 2 arquitectos que jamás habían trabajado juntos: el danés Bjarke Ingels (del estudio BIG) y el británico Thomas Heatherwick, que firmará el pabellón de su país en la Expo de Shanghái.

David Redcliffe, de Google, indagaron por todo el planeta y se quedaron con "los mejores de la clase: los arquitectos más capaces de generar una respuesta original".

Lo que perseguían precisaba efectivamente imaginación. Su programa trata de movilidad, de cambio, de estructuras ligeras y flexibles para poder trastocar el empleo de los inmuebles.

El resultado, no obstante, oculta todo ese despliegue de ingenio. Una piel transparente es la responsable de borrar las fronteras entre el interior y el exterior de las construcciones.

Marcha dejando pasar la luz y favoreciendo el control climático y, consecuentemente, el ahorro energético.

Esta será la primera vez que Google instala sus oficinas en una sede de nueva. Tras convertir un garaje o bien una granja, la compañía se presta a reinventar la oficina. El reto se ve bien planteado, mas su resolución resulta al menos paradójica al encargar anonimato a los arquitectos más insignes.

La arquitectura siempre y en todo momento ha ido de la mano del poder. ¿Va a ser que los nuevos poderes no necesitan ya la arquitectura? ¿O bien va a ser que los nuevos iconos ahora quieren parecer virtuales?

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.