Noticias : Materiales de Construccion : Características de un buen Concreto

Noticias de Arquitectura

Características de un buen Concreto

El concreto u hormigón que se mezcla en una obra civil debe brindar las características adecuadas a las que fue diseñado, para que los elementos estructurales de la misma puedan soportar las cargas a las que fueron predestinados. (Mar, 24 Ene 2017)
Características de un buen Concreto
Las características que debe presentar el concreto se pueden dividir en dos grupos:

1 Características del concreto fresco, mientras permanece en estado plástico.
2 Características del concreto endurecido.


Concreto Fresco:

Al pedir concreto, se exige de él una serie de condiciones según el tipo de obra en que se va a emplear. Si para dicha obra ese concreto resulta manejable, transportable y fácilmente colocable, sin perder su homogeneidad, diremos que este concreto es dócil.

Para que un concreto tenga la docilidad requerida debe de presentar una consistencia y una cohesión adecuadas.

La facilidad con que un concreto se deforma nos da la media de consistencia. La instrucción EH-80 indica que la consistencia del concreto se medirá por el asiento en el cono de Abrams.

La consistencia puede ser seca, plástica, blanda o fluida, según el vapor del asiento de la muestra de concreto.

La facilidad con que un concreto es capaz de segregarse nos da una idea de su cohesión.

Las mezclas muy cohesivas, que llamaremos viscosas, no se segregan fácilmente; las mezclas poco cohesivas presentan una gran tendencia a segregarse.


Concreto endurecido:

Un concreto será bueno si es durable. La durabilidad expresa la resistencia al medio ambiente.

La impermeabilidad, directamente relacionada con la durabilidad, se consigue con la consolidación, relación agua/cemento adecuada y curado convenientes, según el lugar donde se encuentre la obra.

El ensayo de resistencia es el más importante de los aplicados al concreto y constituye la base para determinar la calidad del producto. Por lo general, un concreto de resistencia elevada es un buen concreto.

Una vez terminada la colocación de las cimbras, el concreto debe ser homogéneo, compacto y uniforme.

Se designa “Homogeneo” al concreto que una vez descargado y endurecido no presenta “juntas frías”; es decir capas adyacentes o superpuestas del material que han sido colocadas con una separación tal de tiempo que, al concreto que se colocó antes le faltó plasticidad suficiente como para que se “soldase” con el colocado a continuación, y por esa falta de adherencia no se ha obtenido el monolitismo, indispensable en una estructura donde el concreto debe actuar como una sola pieza.

Para evitar estas situaciones, que pueden comprometer seriamente el comportamiento de la estructura, deben tomarse algunas precauciones básicas, tales como las siguientes:

* Evitar las caídas libres del concreto desde más de un metro de altura, lo que provoca la segregación del material y corrimientos laterales de la masa, que forman rampas y desacomodan a la mezcla que se coloca a continuación.

* El colado del concreto debe hacerse por tongadas horizontales que completen la superficie a llenar entre la cimbra, y cuyo espesor dependerá de los medios de compactación disponibles, pero nunca deberá superar los 50 ó 60 cm.

* Cada tongada deberá ir compactándose de inmediato, y debe calcularse el tiempo de modo que al colocarse la siguiente, la anterior deberá conservar un estado plástico suficiente como para permitir la perfecta adherencia entre ambas. El constructor debe estar seguro que, al colocarse la capa superior, en la capa inferior no se ha iniciado el proceso de fraguado.

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.