Noticias : Premios : Neave Brown: pionero de la vivienda pública de calidad

Noticias de Arquitectura

Neave Brown: pionero de la vivienda pública de calidad

La vivienda pública es un reto para arquitectos e ingenieros, no sólo en cuestiones de diseño sino de economía, pues los recursos nunca son suficientes. Neave Brown lo logró al grado de que sus obras ya están protegidas. (Mar, 30 Oct 2018)
Neave Brown: pionero de la vivienda pública de calidad Neave Brown falleció a los 88 años el 9 de enero de 2018. Fue el arquitecto de lo que se considera la mejor vivienda social construida en Gran Bretaña en los últimos 50 años.

Es Alexandra Road Estate, una unidad habitacional ubicada en Londres.

Por su importancia, este conjunto de edificios está catalogado como una obra significativa del siglo XX.

En la década de 1960, a través de una serie de proyectos de vivienda en Camden, al norte de Londres, de escala creciente -las primeras cinco casas (Winscombe Street), luego 72 (Fleet Road), luego 522 (Alexandra Road)- demostró una alternativa basada en la calle a Viviendas de gran altura que fueron inmediatamente aclamadas tanto en Gran Bretaña como en el extranjero.

Pero luego, en los años 70 y 80, cuando se produjo la reacción contra el estado del bienestar, se le dejó en alto y seco, y fue únicamente en la Europa continental donde construiría otros proyectos.

Solo en sus últimos años, y especialmente en los últimos seis meses de su vida, su trabajo fue reconocido con el premio de la medalla de oro real del Real Instituto de Arquitectos Británicos en septiembre de 2017.


(Uno de los proyectos más conocido de Neave Brown, el Alexandra Road Estate, en construcción en los 70s.)

Para dimensionar la importancia de la obra de Neave Brown, nacido en Estados Unidos, hay que decir que se trata del único arquitecto británico vivo cuyas obras, todas, han sido catalogadas y forman parte de la herencia cultural del Reino Unido.




Una de sus obras más importantes data de 1978. Se llama “Alexandra Road Estate”, en Camden, al noroeste de Londres, que sin necesidad de incrementar la densidad mediante edificios altos, constituyó un nuevo paradigma.

Se trata de un proyecto asentado en un terreno de 6.47 hectáreas, delimitado al norte por un tramo de vías férreas, y al sur por otra unidad habitacional.



Dos calles peatonales de un kilómetro de largo, separadas por un parque, conducen hacia los tres bloques que integran 520 viviendas donde habitan alrededor de 1,600 personas.

El primer bloque, que da la espalda a las vías del tren, es el más alto, resuelto mediante un escalonamiento que asciende desde la calle, como si fuera una larga pirámide.

El segundo y el tercero, más bajos, repiten el mismo esquema en menos niveles. Debajo de cada bloque están los estacionamientos, techados y con la posibilidad de resguardar los coches en garajes.



En los años ochenta, cuando Margaret Thatcher arribó al poder, se recortaron los fondos para el mantenimiento de Alexandra Road Estate, lo que deterioró la unidad.

Hacia 1989, un grupo de vecinos consiguió que el dinero se restituyera y en 1994 la obra de Neave Brown obtuvo el “Grado II”, catalogación del estado para proteger y preservar la arquitectura moderna británica. Con ello, se convirtió en el edificio más joven y más largo en ingresar a dicho listado, y el primero en el rubro de vivienda social.


Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.