Noticias : Arquitectura : 2012 : Iconos Urbanos: La Plaza del Pueblo en Roma

Noticias de Arquitectura

Iconos Urbanos: La Plaza del Pueblo en Roma

La Plaza del Pueblo (en italiano: Piazza del Popolo) es una de las plazas más conocidas de Roma. El diseño actual de la plaza, de estilo neoclásico, es obra del arquitecto Giusseppe Valadier. (Sab, 18 Ago 2012)
Iconos Urbanos: La Plaza del Pueblo en Roma La historia de esta plaza, ubicada al norte de Roma, cerca del Parque Borghese, se remonta al siglo I d. C., sin embargo, fue durante los primeros años del siglo XIX que la Piazza del Popolo adquirió su actual forma ovalada que rodea a un obelisco central acompañado de 4 fuentes en forma de león. En épocas pasadas, cuando los trenes y aviones no existían, esta plaza era el centro de reunión de turistas y peregrinos que ingresaban por Vía Flaminia. En la Piazza del Popolo, hasta principio del siglo XIX, se ajusticiaba a los condenados a pena de muerte.



El origen de su nombre es incierto, algunos historiadores afirman que procede de la capilla que levantó en 1099 el pueblo de Roma en el terreno donde hoy está el convento de Santa Maria del Popolo, mientras que otras voces afirman que proviene de los chopos, abundantes en esta zona (chopo es pioppo en italiano y populus en latín).



La plaza se encuentra en la puerta de lo que eran las Murallas aurelianas, donde antes estaba la Puerta Flaminia, justo el comienzo de la Vía Flaminia, que en tiempos del Imperio Romano era la principal calzada hacía el norte. El diseño de Valadier rompe con la forma trapezoidal centrada en la Vía Flaminia de la antigua plaza, en lugar de él, los dos semicirculos son una clara reminiscencia de la Plaza de San Pedro, obra del arquitecto barroco Gian Lorenzo Bernini.
Un obelisco egipcio dedicado a Ramsés II, traído de Heliópolis se alza en el centro de la plaza.

El obelisco flaminio, como se le conoce, es el segundo más antiguo y uno de los más altos de Roma con 24 metros, o 36 contando el pedestal. Su antigua ubicación en el Circo Máximo, data del año 10 AC, por orden del emperador Augusto. Domenico Fontana eligió colocarlo en el centro en 1589 como parte del plan urbano auspiciado por el Papa Sixto V. Anteriormente, una fuente decoraba la parte central de la plaza, dicha fuente se encuentra en Piazza Nicosia adonde se trasladó en 1818, cuando se añadieron fuentes de inspiración egipcia a la base del obelisco.



Mirando desde el norte tres calles nacen de la plaza, formando el conocido tridente: la Vía del Corso en el centro, Vía del Babuino a la izquierda y la Vía di Ripetta a la derecha. Las iglesias gemelas (chiese gemelle) de Santa Maria dei Miracoli (1681) y Santa Maria in Montesanto (1679), empezadas por Carlo Rainaldi y completadas por Bernini y Carlo Fontana, delimitan el cruce de las calles. Si se las estudia con detenimiento, aparecen diferencias entre ambas al estilo de la asímetría barroca, lo que no hubiera ocurrido si se hubiese tratado de un diseño neoclásico.



Hacia el Sur, la Vía del Corso sigue el rumbo de la antigua Vía Flaminia (que no se llamaba así intramuros), que proviene de la Colina Capitolina y del Foro romano. La antigua Vía Flaminia cambió de nombre en la Edad media, pasándose a llamar Vía Lata, antes de quedarse con el nombre actual de Vía del Corso, que finaliza en Piazza Venezia. La Vía di Ripetta pasa por el Mauseoleo de Augusto hasta llegar al Tíber, donde hasta el s. XIX se podía encontra el Porto di Ripetta. La Vía del Babuino, que muere en Piazza di Spagna, toma su nombre de una grotesca escultura de Sileno, conocida con el sobrenombre popular de "El Babuino".



En el lado norte se alza la Porta del Popolo y la vieja iglesia de Santa Maria del Popolo, la Porta sufrió su última transformación en 1655, cuando el Papa Alejandro VII ordenó adecentarla para recibir a la Reina Cristina de Suecia, después de su conversión al catolicismo y su abdicación.



El diseño corrió a cargo de Bernini. Es curioso que mientras normalmente, este tipo de estructuras festivas se fabrican en materiales poco resistentes, en Roma se realizase en piedra. Completa la plaza, una comisaría de Carabinieri cuya cúpula refleja la de la iglesia de Santa María.

En este lugar, el tránsito de los coches está prohibido, por lo que los peatones pueden caminar tranquilamente.

Arquitecto: Giusseppe Valadier
Proyecto: Plaza del Pueblo (Piazza del Popolo)
Ubicación: Roma, Italia
Estilo: Neoclásico

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.