Noticias : Arquitectura : La casa para morir diseñada por Snøhetta

Noticias de Arquitectura

La casa para morir diseñada por Snøhetta

Este proyecto está justo a la mitad entre la arquitectura y la escultura. Obra conjunta, ha desatado una polémica en Noruega por su posible construcción. (Sab, 03 Nov 2018)
La casa para morir diseñada por Snøhetta En 2011, el artista noruego Bjarne Melgaard quería hacer una escultura que pudiera convertirse en casa.

Olav y Frederik Selvaag, dos mecenas, apoyan el proyecto y luego Snøhetta se involucra. Desde entonces, el artista y los arquitectos han intercambiado ideas, dibujos, modelos 3D y documentos para diseñar una casa que funcionará como la residencia privada y estudio de Melgaard.



El lugar elegido es un terreno en Kikkut, propiedad de la familia Selvaag.

El edificio está revestido de roble negro quemado, inspirado en las tradiciones japonesas. El roble quemado se erosionará naturalmente con el tiempo, de modo que el edificio cambia gradualmente de carácter a lo largo de los años y las estaciones.



Un estanque de aguas poco profundas debajo del edificio crea la ilusión de un edificio «flotante».

La colaboración entre Melgaard y Snøhetta es constante. Melgaard dibuja bocetos a mano y los entrega a los arquitectos que transforman sus dibujos analógicos bidimensionales en modelos digitales.



Convertir el arte de Melgaard en arquitectura es un proceso digital meticuloso.

El trabajo consiste en dar forma a modelos digitales que consisten en un patrón triangular de pequeña escala. Así, la casa se convierte en una construcción de madera que descansa sobre bastones de esculturas blancas en forma de animales.



En el interior del edificio, el universo artístico y el concepto de hogar de Melgaard se complementan perfectamente.

Si bien una de las habitaciones podría funcionar como piscina y comedor, otra podría funcionar como área de trabajo y spa. Estos emparejamientos no tradicionales son un símbolo directo de cómo se evita que las convenciones influyan en el uso o diseño del edificio.

Sin embargo, el proyecto, a punto de construirse, fue cancelado por las autoridades urbanísticas de Oslo.

Legisladores municipales de varios partidos declararon que de acuerdo al plan de la zona, el lugar debe "permanecer verde".

Otro factor clave para la cancelación de los permiso, es que ahí, a pocos metros , estuvo el taller de invierno de Edvard Munch.

La opositores a la casa de Melgaard y Snøhetta dicen que ahí vivió y trabajó durante 30 años el artista noruego más importante.

A la espera del veredicto final, Kjetil Traedal Thorsten, socio fundador de Snøhetta dijo que "tenemos que reconocer que es un debate emocional. Si no hubiera ningún punto de vista emocional relacionado con esto, entonces habría significado que la mayoría de la población noruega habría sido ignorante".


Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.