Noticias : Arquitectura : 3,850 parteluces y 30 variaciones de color en el nuevo edificio de Jean Nouvel

Noticias de Arquitectura

3,850 parteluces y 30 variaciones de color en el nuevo edificio de Jean Nouvel

Ubicada en Euroméditerranée, el mayor proyecto de renovación urbana en el sur de Europa de 480 hectáreas, La Marseillaise es un nuevo rascacielos de oficinas para la ciudad de Marsella diseñado por Jean Nouvel. (Jue, 08 Nov 2018)
3,850 parteluces y 30 variaciones de color en el nuevo edificio de Jean Nouvel El edificio de 31 pisos se llama La Marseillaise, como el himno nacional de Francia. Tras 16 años de trabajo, el proyecto costó cerca de 200 millones de euros y tardó tres años y medio de construcción.

De 135 metros de altura, queda muy cerca de la torre de Zaha Hadid para la compañía naviera CMA CGM.



Nouvel quiere que las dos torres formen una especie de escenografía. Ve la retorcida torre corporativa de Zaha como una figura esbelta con un gran vestido de novia y su edificio, en el terreno adyacente, como un chico de varias páginas.

"Los edificios altos tienden a repetirse”, dijo Novel. “A menudo se diseñan antes de que alguien sepa a dónde van. Quería demostrar que una torre puede tener características de identificación y una conexión con el lugar donde se construye".



Nouvel optó por una construcción muy simple con una fachada sorprendente de brise-soleils verticales y horizontales. Estos consisten en 3,850 piezas de concreto de varios formatos, que se unen como un rompecabezas para enmarcar las ventanas a diferentes profundidades o ángulos.

Hechas de concreto reforzado con fibra de ultra alto rendimiento, las brise-soleils filtran la luz solar, permitiendo ventanas en vidrio transparente.

La otra característica inusual de la torre es su combinación de colores azul, rojo y blanco.

Nouvel insiste en que estos no son los colores de la bandera francesa, sino los tonos de Marsella: los techos de color ocre, las nubes de color blanquecino y las calas de piedra caliza, el particular azul del cielo, y especialmente el azul del amado equipo de fútbol de la ciudad, el Olympique de Marsella.

Este podría ser el primer rascacielos que hace referencia no solo a su contexto postindustrial, sino también al proceso de la regeneración urbana, con rojos y blancos que se camuflan contra las grúas circundantes y un brise soleil que se parecerá mucho al andamio incluso cuando está completo.

Hay 30 variaciones de color aplicadas sobre el concreto. Esto le da al edificio el aspecto de un "dibujo sin terminar", dice Nouvel, y con el tiempo, la pintura se convertirá en una pátina más suave, creando muchos más matices ".

Aquí va un video de este gran edificio:


En comparación con las torres de oficinas más insulsas, La Tour Marseillaise es un soplo de aire fresco en el Mediterráneo.












Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.