Noticias : Restauración y Remodelación : 6 grandes iglesias góticas arrasadas por el fuego o la guerra… y que fueron reconstruidas

Noticias de Arquitectura

6 grandes iglesias góticas arrasadas por el fuego o la guerra… y que fueron reconstruidas

Cuando aún quedan algunas llamas entre los restos del techo de la catedral de Notre-Dame, hagamos un recorrido por otras obras góticas que han sufrido destrucción y que resurgieron de las cenizas. (Mie, 17 Abr 2019)
6 grandes iglesias góticas arrasadas por el fuego o la guerra… y que fueron reconstruidas Como si el fuego tuviera predilección por las catedrales góticas, el caso de Notre-Dame no es el primero. A lo largo de la historia estas estructuras sorprendentes han sido consumidas total o parcialmente por el fuego.

1. Un ejemplo es la catedral de San Pablo, que durante el incendio de Londres de 1666 resultó severamente dañada.




Como con otras iglesias, la construcción de San Pablo llevó mucho tiempo. De hecho, la que se quemó en 1666 fue el cuarto intento por edificarla desde 1087 cuando otro incendio devastó el templo en 1135.

Por fortuna, desde entonces la Catedral de San Pablo sigue en pie, sin haber sufrido ningún accidente.

2. El caso de la Catedral de San Martín, en Utrecht, Holanda, es emblemático: en 630 se estableció un pequeño templo, luego, en el siglo 9 los normandos la destruyeron por completo. Tras ser reconstruida, en 1253 un incendio la afectó parcialmente.




Ya en 1964, una fuerte tormenta derrumbó la nave central.

3. La hermana de Notre-Dame, Notre-Dame de Reims, en Francia, padeció los bombardeos alemanes de la Primera Guerra Mundial, en septiembre de 1914.




Bombas incendiarias provocaron fuego en unos andamios exteriores; posteriormente se extendió a las vigas de roble del techo. Debido al calor, el plomo de los vitrales se derritió, causando que el mobiliario combustionara.



Luego, en 1917 y 1918 más bombardeos golpearon la estructura.


4. El escritor español Ildefonso Falcones vendió millones de libros gracias a su libro La catedral del mar, que narra la historia de Santa María del Mar, templo de Barcelona.



A lo largo de su existencia no sufrió daños, pero en julio de 1936, durante la Guerra Civil, un incendio provocado consumió el edificio a lo largo de 11 días.

Entre las pérdidas, el altar barroco se consumió junto con imágenes y archivos importantes.


5. La Catedral de Colonia es uno de los ejemplos clásicos sobre la destrucción del patrimonio cultural debido a las guerras.




A lo largo de su historia, muchos episodios aquí ocurrieron sin que afectaran o pusieran en riesgo la iglesia.

Pero en la Segunda Guerra Mundial, la catedral fue dañada severamente por 14 bombas de alto explosivo y 70 bombas de fuego.

Ventanas medievales, estatuas y otros artículos religiosos fueron retirados a tiempo, lo que permitió disminuir la destrucción.

En 1956, apenas 11 años después del fin de la guerra, la catedral fue reconstruida.

6. Un rayo provocó el incendio de la Catedral de León, en España, en 1966.




El techo, de madera, cayó a las pocas horas, y gracias a la intervención de un cantero, los bomberos no usaron agua.

¿Por qué? La cantera absorbe tal cantidad de agua que el peso aumenta exponencialmente. En el caso de la catedral de León, el agua hubiera aumentado los daños y la destrucción.


Los casos anteriores demuestran algo: por mayor que sea la magnitud de los daños en las catedrales góticas, siempre renacen de sus cenizas. Notre-Dame, a pesar de todo, volverá a reconstruirse.

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.