Noticias : Arte : Películas Magníficas que Usan la Arquitectura de Forma Brillante: Hotel Monterey (Chantal Akerman, 1972)

Noticias de Arquitectura

Películas Magníficas que Usan la Arquitectura de Forma Brillante: Hotel Monterey (Chantal Akerman, 1972)

El cine y la arquitectura han tenido siempre una relación especial, debido a la forma en la que exploran ideas utilizando la dimensión del espacio. (Vie, 10 Nov 2017)
Películas Magníficas que Usan la Arquitectura de Forma Brillante: Hotel Monterey (Chantal Akerman, 1972) La arquitectura en el cine puede expresar un sinfín de simbolismos, o ser la protagonista en secuencias silenciosas pero altamente significativas; la alienación urbana puede ser el escenario en que ocurre la acción.

La arquitectura, con sus niveles, sus curvas, sus formas y sus dimensiones contrastan con la figura humana, puede crear visiones del poder y fragilidad, mostrar sentimientos de decadencia o de grandeza, de un futuro pulsante o un pasado que se desvanece, también puede ser un espejo de la condición de una sociedad.

Las implicaciones metafóricas y sociales de un paisaje arquitectónico particular son inigualables y fácilmente pueden ser exploradas por el cine en secuencias puramente visuales.

Es esta serie de artículos presentamos películas en las que la arquitectura es actor importante, y que todo amante de la arquitectura y el cine debe de ver.


Hôtel Monterey (Chantal Akerman, 1972)



Chantal Akerman exploró el Upper West Side Hotel de Nueva York, en su película vanguardista inspirada por las pinturas de Edward Hopper.



Akerman explora el edificio con tomas estáticas, luces suaves, movimientos de cámara lentos y ausencia de sonido.

Explora el alma de la arquitectura, la naturaleza misteriosa de una caja cerrada que está cortada desde el exterior.



Para ella, el hotel es como una burbuja artificial, una superficie en otra superficie, una realidad fractal, un sueño dentro de un sueño.

Akerman también está interesado en saber si la arquitectura tiene un alma, una vida propia.



El ritmo lento intenta penetrar en el corazón inmóvil de los muros, y Akerman se permite explorar los rincones oscuros en el extremo de los corredores, las esquinas de las habitaciones, al estilo de David Lynch, como si buscando un camino dentro del subconsciente del edificio, la naturaleza sumergida más allá de su apariencia.






(Ver más en Películas Magníficas que Usan la Arquitectura de Forma Brillante)

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.