Noticias : Arquitectura : Una casa en 21 contenedores

Noticias de Arquitectura

Una casa en 21 contenedores

El uso de contenedores de ferrocarril para crear viviendas o comercios se está volviendo una práctica cada vez más común pues contribuye al reciclaje de materiales industriales. La firma LOT-EK los ha incorporado como elementos principales de todos sus diseños. (Mar, 17 Oct 2017)
Una casa en 21 contenedores LOT-EK es un estudio con sede en Nueva York y Nápoles, Italia, formado por Ada Toola y Giuseppe Lignano. Su filosofía de trabajo se resume en tres directrices:

- Explorar el medio ambiente en búsqueda de objetos y sistemas hechos por el hombre
- Explotar objetos como materia prima para la arquitectura
- Reciclar objetos para crear inmuebles notables

LOT-EK emplea materiales de deshecho y los convierte en materiales de construcción. De esta manera, la huella ecológica disminuye y lo que podría terminar en un basurero se transforma en arquitectura.




Muestra de su trabajo es un casa en Brooklyn, Nueva York, propiedad de Joe y Kim Carroll. Es un terreno de 232 metros cuadrados, de forma rectangular (7.62x30.48 metros), en una esquina. Apilados uno encima de otro, 21 contendedores le dan forma a la casa y aunque no es la primera vez que los utilizan, LOT-EK ha hecho algo nuevo: sobre la fachada más larga y prácticamente ciega, ha cortado los contenedores diagonalmente, creando un perfil nuevo y llamativo en el vecindario. Este corte permite que la casa cuente con cuatro terrazas que iluminan y ventilan naturalmente el interior.




La fachada principal se compone de doce contenedores, algunos de los cuales conservan los seguros de las puertas y los herrajes aunque los tres más bajos también han sido cortados en diagonal para crear el acceso peatonal y vehicular, como si fuera un boca. La rampa desciende medio nivel respecto de la calle y hacia el fondo está la escalera que conduce al patio.




El área común está resuelta en la planta baja incluyendo un cuarto familiar con unas gradas en lugar de sillones y una chimenea en la estancia. En el primer nivel está el cuarto de los niños, un cuarto de juegos y una oficina con terraza y vista al patio. En el segundo está la recámara principal con su terraza. En total, la casa se desarrolla en un área de 464 metros cuadrados. Además de las circulaciones interiores, toda la vivienda de conecta mediante una escalera externa, que va desde el patio hasta la recámara principal.



La facilidad para construir esta casa -los contenedores se apilaron en apenas cuatro días, sobre un sótano-cajón de concreto armado-, se complicó en por otros asuntos no menos importantes: préstamos bancarios y permisos de construcción.

Cada contendor mide 12.192 metros de largo por 2.44 de ancho y 2.89 de alto y se aprovechan, como ya se apuntó más atrás, sus herrajes y sistemas de cierre, así como sus ondulaciones para crear un composición rítmica en la fachada secundaria donde han sido abiertas algunas hendiduras. Por dentro, pisos y techos son de madera contrachapada; las paredes son de los mismos contenedores.

Dice Kim Carrol que su casa es un espacio maravilloso en el que estar, porque “no se ve igual que todo lo demás".





















Cliente: Joe y Kim Carroll
Tipo de proyecto: residencia unifamiliar
Lugar: Brooklyn, NY
Tamaño: 5,000 SF interior + 2,500 exterior
Diseño: 2012
Finalización: 2016
Consultor estructural: Robert Silman Associates
Consultor de sostenibilidad mecánica: Dagher Engineering
Fotos: Danny Bright

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.