Noticias : Arquitectura : La maqueta que tardó 38 años en construirse

Noticias de Arquitectura

La maqueta que tardó 38 años en construirse

La Ciudad eterna cuenta desde hace varios años con una maqueta impresionante que reproduce con fidelidad sus años de esplendor. (Lun, 14 May 2018)
La maqueta que tardó 38 años en construirse Como elemento de planeación urbana, casi todas las grandes urbes del mundo cuentan con una maqueta que ayuda a los urbanistas en la toma de decisiones.

En este caso se trata de una maqueta que reproduce una de las primeras y más grandes ciudades del mundo antiguo: la Roma imperial.



A escala 1:250, la maqueta muestra ruinas intrincadas, casas, canales, puentes y otras estructuras fascinantes, que a primera vista parece ser una toma aérea de una ciudad antigua en expansión.

El modelo que tardó 38 años en construirse, ahora permite a los visitantes ver Roma como nunca antes se había visto.



Si Roma no se construyó en un día, su maqueta tampoco.

El modelo de yeso de alabastro con refuerzos de fibra de metal y vegetal, conocido como “Plastico di Roma Imperiale” fue encargado por Benito Mussolini en 1933, y finalmente se completó en 1971.



La historia de la reconstrucción plástica de Roma en la época de Constantino (cuarto d.C. siglo) comienza en 1933 con la representación del centro simplemente monumental, en el aparato instalado en la Exposición de Augusto del mundo romano (1937).

El modelo fue realizado por el arquitecto Italo Gismondi en la antigua fábrica de Pantanella, que utilizó todas las fuentes disponibles a partir de Urbis Form de Rodolfo Lanciani.



Para los monumentos documentados se hicieron plantas y elevaciones mientras que, para las áreas de vivienda sin restos arqueológicos, se realizaron modelos representativos de la construcción de la época.

Más tarde, el modelo se amplió para incluir toda el área urbana dentro de las Murallas Aurelianas y se instaló permanentemente en los espacios dedicados a ella en el Museo de la Civilización Romana, inaugurado en 1955.



El trabajo completo consta de aproximadamente ciento cincuenta marcos, ensamblados, en casi todos los casos, a lo largo de los ejes de la carretera.

La vista del modelo, ubicada en el nivel del sótano, se puede disfrutar desde la galería que lo rodea por todos lados.

La maqueta puede visitarse en el Museo della Civiltà Romana

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.