Noticias : Arquitectura : La biblioteca de Eric Owen Moss que perdió por un punto

Noticias de Arquitectura

La biblioteca de Eric Owen Moss que perdió por un punto

En 2003 se desarrolló el concurso para diseñar la Biblioteca José Vasconcelos, que ganó el arquitecto mexicano Alberto Kalach. El segundo lugar fue para Eric Owen Moss, cuyo proyecto presentamos a continuación. (Mie, 07 Nov 2018)
La biblioteca de Eric Owen Moss que perdió por un punto Eric Owen Moss nació y se crió en Los Ángeles, California.

Estudió la licenciatura en artes de la Universidad de California. Tiene una maestría en arquitectura de la Universidad de California en Berkeley, la Facultad de Diseño Ambiental y la Escuela Superior de Diseño de la Universidad de Harvard.




Moss ha ocupado cargos docentes en importantes universidades de todo el mundo, como Harvard, Yale, Columbia, la Universidad de Artes Aplicadas de Viena y la Royal Academy de Copenhague.

Por apenas un punto, su diseño para la Biblioteca José Vasconcelos quedó en segundo lugar.




La estrategia de diseño para la biblioteca extiende los sistemas organizativos del vecindario circundante al edificio, lo que sugiere nuevas perspectivas para la participación pública, el aprendizaje interactivo y las oportunidades de exhibición.

El sitio se conecta primero de norte a sur a través de la nueva "Calle de los Libros".




Las calles circundantes se extienden hacia el sitio y se intersecan con esta Nueva Calle, formando el sistema organizativo principal para la Nueva Biblioteca.

El extremo norte de la Calle de los Libros está excavado, dejando un anfiteatro, suavemente inclinado hacia la Estación Buenavista.




Los asientos temporales, orientados hacia la nueva calle, se pueden colocar dentro del Nuevo Anfiteatro, o las exhibiciones se pueden montar sobre la superficie inclinada.

En el extremo norte de la Calle de los Libros, una parte de la estación de generación se extiende sobre las vías del ferrocarril para albergar un restaurante con amplias vistas de la ciudad.



El suelo excavado para crear el Nuevo Anfiteatro se reutiliza y se apila como una montaña lineal y acústica a lo largo del borde occidental del sitio.

Esto proporciona un gran espacio verde abierto para que disfruten los visitantes de la biblioteca, y también protege el ruido de la estación de tren de Buena Vista, adyacente. En cada intersección de la Calle de los Libros se crea un patio que delimita un centro de actividades dentro de la biblioteca y también sirve como una gran sala de lectura al aire libre.

Las paredes de estos patios se inclinan hacia el sur para llevar la luz solar al patio y a la biblioteca. La entrada principal, ubicada en la esquina sur de la Nueva Biblioteca, se pliega y se levanta verticalmente cinco pisos para crear una nueva plaza que conecta la Biblioteca de México con la Estación de trenes de Buenavista.

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.