Noticias : Arquitectura : Los arquitectos que diseñaron estás casas, desafían la gravedad

Noticias de Arquitectura

Los arquitectos que diseñaron estás casas, desafían la gravedad

Está tendencia de diseño ha surgido en los últimos años para marcar una estética adecuada a los tiempos y la tecnología en la que vivimos.
Los arquitectos que diseñaron estás casas, desafían la gravedad Las estructuras que aparentan desafiar la lógica, atraen nuestra mirada con la intensidad como lo hace la naturaleza cuando nos sorprende.

Se entiende por voladizo a aquellos elementos de una construcción que sobresalen de una línea vertical, como puede ser un muro o una fachada. Se trata de un recurso constructivo muy atractivo porque parecen sostenerse sobre la nada.

En arquitectura, el voladizo se utiliza frecuentemente en cubiertas y balcones. Estructuras que se extienden, de manera impresionante por metros y que el espectador no puede explicar cómo se pueden sostener.

También puede ser utilizado para extensiones, con el fin de obtener más metros o si la normativa lo permite, como una forma genial de arañar espacio extra.

Otra forma de usarlos es como mirador. Sobresaliendo por un lateral y totalmente acristalado, que puede servir como contrapeso ideal para que el resto de la vivienda sea más íntima y esté menos expuesta al exterior.

De igual manera en terrenos con pendiente, es una forma de construir y ganar metros en horizontal, aunque la base donde se apoye sea mínima.

Un ejemplo se puede ver en las siguientes casas:

Diseñada por Jackson Clements Burrows, Casa Troyana, cuenta con un voladizo de 158 metros por encima del suelo.

La casa fue diseñada de esa manera para eludir un código de construcción que restringía qué tan cerca podían llegar al borde de la propiedad, asimismo cuando se cierran las persianas de las ventanas, se puede ver hacia afuera, pero nadie puede ver hacia adentro, brindando una privacidad total, del entorno exterior.




La brillante casa metálica Balancing House, diseñada por MVRDV, tiene forma rectangular de 15 metros y techo inclinado, la cual se encuentra colgando del borde de una colina empinada.

En el punto medio de la casa, comienza el voladizo sobre la ladera descendente, un acto de equilibrio posible gracias a la rígida estructura del edificio, que hace que el 50% del granero quede en volado.

La estructura se balancea sobre un núcleo central de concreto, donde la sección que se asienta en el terreno está construida a partir de materiales más pesados ​​que los usados en la sección en voladizo.



View Hill House de Denton Corker Marshall, esta conformada por dos contendores, una es de acero preoxidado y la otra, cuelga sobre la de abajo y está revestida de aluminio negro.
El volumen de la casa se descompone en dos piezas prismáticas perpendiculares orientadas norte-sur y este-oeste. La pieza longitudinal de la planta baja (sección 6x4 m), completamente apoyada sobre el terreno, se convierte en el soporte de la planta alta (sección 4x3 m), colocada en forma perpendicular.

De esta forma se obtienen vistas 360° del entorno.



Casa Nido diseñada Idis Turato con solo dos elementos estructurales, dislocando uno de ellos para que cualquiera que mire la casa de frente no pueda ver que está en un ángulo agudo.

El primer volumen tiene la fachada forrada con placas de granito marcadas con los barrenos de corte, mientras que la segunda planta se desarrolla con una estructura metálica en voladizo.

A través del posicionamiento del voladizo, se deja tras de sí una sombra que dependiendo del momento del día, se va desplazando constantemente creando otra nueva zona íntima a la casa.



Casa Oz, diseñada por Stanley Saitowitz Natoma Architects, la cual esta formada por dos barras en forma de L, una de las cuales se equilibra sobre la otra, creando patios y voladizos de gran tamaño.

La arquitectura geométrica de la casa, formada a partir de la superposición de volúmenes puros y una reducida pero muy estudiada paleta de materiales y colores, genera una interesante sucesión de espacios y una gran fluidez visual.


Forest house, es un espacio que se funde con el entorno, diseñado por Yousupova con una cubierta en voladizo de cristal reflejante.

Debido a los materiales naturales como la piedra y la madera de la que está hecha, la casa encaja perfectamente en el entorno, convirtiéndose en su parte inseparable.

Mientras que el impresionante reflejo de las superficies de los espejos aporta una ligereza extraordinaria a la casa, fundiéndola visualmente en el espacio.



Texto y redacción por equipo de colaboradores de Buscador de Arquitectura.
Imágen principal: Bajo licencia Open Graph (Open Graph Protocol), CEDARVALE RAVINE HOUSE, Drew Mandel Architects, (2019), Citado de drewmandelarchitects.com/cedarvale-ravine-house/

Compartir artículo:

Lista de comentarios

0 de 1 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
Créditos a quién los merece también , 2023-04-10
Comentarios por: José Santos Pérez Hernández
Congruencia
 
Quien da soporte a las ideas que tanto les impresionan son los ingenieros estructuristas .
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.