Noticias : Arquitectura : Rascacielos de bambú

Noticias de Arquitectura

Rascacielos de bambú

Todas las torres que componen tienen una estructura híbrida, bambú y acero inoxidable, y su cubierta exterior es una delgada película de vinilo transparente. (Mie, 17 Ene 2018)
Rascacielos de bambú Estudios de resistencia de materiales demuestran que el bambú, además de flexible y ligero, se comporta muy bien en caso de sismos. Su costo es muy bajo en comparación a los materiales tradicionales. Estas características lo convierten en una muy buena opción para construir.

Ya se ha probado la efectividad del bambú en algunos edificios. Chiangmai Life Architects, despacho tailandés que construye todos sus edificios con este material, diseñó el área deportiva de la escuela Panyaden School solo con bambú.




¿Se puede construir un rascacielos de bambú?

CRG Architects, firma con sede en Shenzhen, China, dice que sí: por eso desarrollaron el Bamboo Skycraper, conjunto de torres de veinte metros cada una, que semejan un gran bosque.

Este proyecto, sin importar si se construye o no, plantea un cambio de paradigma: ¿por qué seguir construyendo con materiales tradicionales cuya huella ecológica está acabando con el planeta?




El bambú, la hierba más fuerte del mundo, tarda en crecer y alcanzar su dureza en menos de cinco años, contra el promedio de crecimiento de un árbol, entre 20 y 80 años.

Según CRG Architecs, en China, país rico en bambú, construir una casa de madera requiere de media hectárea de bosque. Si se usa bambú, sólo se necesita la misma superficie de la casa gracias.




A nivel urbano, el edificio se plantea como una villa: una zona de crecimiento moderado que favorece al peatón y crea vínculos entre las personas que la habitan, además que les permite hacer su vida en un mismo sitio. Los cerca de 250,000 metros cuadrados de superficie total cuentan con oficinas, estudios, hotel, áreas residenciales, escuelas y talleres.

Las torres se relacionan entre sí mediante plataformas a diferentes alturas, de tal manera que se crea una comunidad entre habitantes y usuarios.




Estructuralmente, cada torre tiene dentro otra, entrecruzadas por medio de cañas de bambú, y cubiertas entramadas de mismo material. Para reforzarlas, todos los tramos
de bambú se unen entre sí mediante conectores de acero inoxidable, como ya hace en otro proyectos, como en la Casa chino-germana de la Exposición de Shanghái de 2010.

El resultado en una construcción híbrida que mezcla bambú, acero y una delgada película transparente de plástico ETFE (etileno tetrafluoroetileno) en vez de vidrio.




El proyecto fue seleccionado como finalista del "Festival Mundial de Arquitectura", (WAF, www.worldarchitecturefestival.com) para el premio de "Mejor Proyecto para el Futuro del Año 2015".
Carlos R. Gómez, autor y líder de proyecto de CRG Architecs, dice que por su resistencia, el bambú es “acero verde”. Gracias a su elasticidad trabaja muy bien en caso de sismos y es altamente resistente al fuego.




CRG Architects

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.