Noticias : Precios Unitarios : El Principio de Pareto en los costos de construcción

Noticias de Arquitectura

El Principio de Pareto en los costos de construcción

Entre los muchos usos que se le puede dar al Principio de Pareto, también conocido como la Regla del 80/20, está la aceleración del proceso de elaboración de los presupuestos concentrándose en las actividades cuyo costo es más relevante para el proyecto.
El Principio de Pareto en los costos de construcción Vilfredo Pareto fue un ingeniero, filósofo y economista italiano. Hizo varias contribuciones importantes a la economía, y más tarde se le acreditó lo que se llama el Principio de Pareto.

El Principio de Pareto, a menudo llamado la Regla 80/20, se basa en la idea de que el 80% de los resultados provienen del 20% de las causas, y que el 20% de los resultados provienen del 80% de las causas. Con lo cual se puede establecer que hay un desequilibrio importante entre los esfuerzos que se aplican y los resultados que se obtienen.



Este principio puede aplicarse a casi todas las áreas de la vida, no solo a la economía o a los costos en la construcción.

Ejemplos del Principio de Pareto en la vida diaria:

• El 20% de toda la ropa se usa el 80% del tiempo.
• El 80% de la riqueza está en manos del 20% de las personas.
• El 80% de los libros es leído por el 20% de las personas.
• El 20% de los conductores causa el 80% de los accidentes.

Los números no tienen que ser exactamente 80/20. Pueden ser 82/18, 70/30, o algo ligeramente diferente a 80/20. Sin embargo, el principio es más efectivo cuando se usa con desequilibrios cercanos a 80/20 ya que otros porcentajes se pueden originar por datos irregulares o mala interpretación.

Utilidad del Principio de Pareto

La razón por la que este principio es tan valioso, es debido a que es contraintuitivo. Tendemos a creer que todas las causas tienen la misma importancia. Que todos los trabajos de una obra, por ejemplo, tienen el mismo peso en el presupuesto. O bien, que cada insumo es tan importante como el siguiente.

Cuando nos damos cuenta de que solo ciertos esfuerzos producen los resultados más relevantes, podemos mejorar enormemente nuestras vidas y nuestros negocios.

¿Cómo se logran estos beneficios?

Los beneficios se logran por medio del proceso de sustitución. Las causas que producen los resultados débiles o triviales se reducen o sustituyen invirtiendo más esfuerzo en las causas que producen los resultados mayores o que son más relevantes.



(En la gráfica se puede ver cómo al aplicar más esfuerzo en lo más relevante, se incrementan los resultados positivos)

Algunos de los usos que se le puede dar al Principio de Pareto en los costos de construcción son los siguientes:

+ En una lista de raya, el 80% de los pagos será para el 20% de los trabajadores. Esos trabajadores son los que se deben de supervisar más o controlar con precisión sus rendimientos.
+ En la explosión de insumos de un presupuesto, el 20% de los insumos son responsables del 80% del costo estimado. Esos insumos son los que se deben negociar mejor y cuantificar con más cuidado.
+ El 20% de los conceptos de trabajo son responsables del 80% del monto de un presupuesto. Esos conceptos son los que se deben de analizar con mayor detenimiento y con simulaciones 5D si es posible.
+ El 80% de las utilidades del constructor provienen del 20% de sus obras, en esas obras se debe de tener mayor cuidado en los costos, la administración y estudio de los factores de sobrecosto.

A través de los años también nos hemos dado cuenta que concentrarse en eliminar o prestar menor atención en lo menos trivial, contribuye a aplicar de forma más efectiva el Principio de Pareto.

Por ejemplo: Usted como contratista se puede dar cuenta que el 80% de su tiempo en la elaboración de presupuestos lo dedica a analizar conceptos de trabajo que solamente le darán el 20% de sus utilidades. Si usted identifica esos conceptos de trabajo, podría buscar alternativas para su análisis:

+ Podría conseguir un curso de análisis de precios unitarios para capacitar a un ingeniero pasante, con el fin de delegarle el análisis de esos conceptos de trabajo triviales. Y que los analistas con más experiencia se dediquen a hacer análisis de precios más minuciosos y exactos de los conceptos de trabajo más relevantes.
+ También podría usar matrices de catálogos comerciales para los análisis triviales, si bien estos catálogos se basan en costos promedio y tienen un margen de error más considerable, no afectarían demasiado al presupuesto pues solo afecta al 20% del monto total del presupuesto.
+ Otra estrategia sería tomar conceptos de trabajo de obras anteriores y solamente aplicar factores inflacionarios y de criterio en los trabajos triviales. En el peor de los casos, podría tener un 5% de error, pero en el presupuesto total solamente será de un 1% de error.


Una estrategia contraintuitiva

En el último ejemplo se puede entender claramente el concepto de trivialidad y relevancia. Un 5% de error en conceptos triviales significa solamente el 1% de error (0.05 * 0.20 = 0.01 ) en el presupuesto final. Por otra parte un error del 5% en conceptos de trabajo relevantes, produciría un error del 4% (0.05 * 0.80 = 0.04) en el presupuesto total.

El objetivo es que el tiempo que se ahorra en analizar detalladamente el 80% de los conceptos de trabajo, se invierta en reducir los errores en los conceptos más relevantes. Ese 4% se podría disminuir fácilmente a 2% o 1%, logrando un presupuesto más acertado.

Como decíamos al principio, la aplicación del Principio de Pareto es contraintuitivo, ¿Quién pensaría que al analizar menos conceptos de trabajo podría lograr un presupuesto más exacto?

Herramientas para establecer el 80/20

Se puede usar un diagrama de Pareto (o gráfico) para presentar el análisis, lo que ayudaría al equipo del proyecto a enfocarse en las entradas más relevantes.



Las entradas se enlistan a lo largo del eje 'y' horizontal en orden descendente de la frecuencia de salida y usando el porcentaje acumulativo de las salidas se hace una gráfica de línea para representar su relevancia. El eje vertical 'x' mide la frecuencia de la salida de cada entrada y utiliza un gráfico de barras para representarlos.

En el diagrama de ejemplo, se puede ver que el 70% de los costos están relacionados con la estructura general (estructura, albañilería y cimentación).

Los riesgos de la mala aplicación del Principio de Pareto

Este principio se ha convertido en una herramienta muy popular, pero ha traído consigo malas interpretaciones y aplicaciones excesivas.

Un principio tan simple puede prestarse a una interpretación carente de análisis profundo. Lo cual puede ocasionar los resultados opuestos a lo esperado.

Error 1) Falta de homogeneidad en las causas y efectos.

He visto muchas veces que algunos contratistas tratan de aplicar el principio a listados que carecen de homogeneidad, que los llevan a interpretaciones equivocadas. Por ejemplo en uno de nuestros cursos de precios unitarios un alumno aplicó el Principio de Pareto en el listado de conceptos de trabajo de un presupuesto de una vivienda, y según su análisis, el concepto más relevante era la instalación hidráulica.

Sin embargo se le pudo demostrar que estaba usando conceptos de trabajo no homogéneos y por ello en realidad la cimentación era el concepto más relevante.

Error 2) Aplicación recursiva del principio.

Si se aplica constantemente como solución definitiva se podría caer en el error de desechar todo como trivial.

Por ejemplo un contratista durante un curso me comentó que había llegado a la conclusión de quedarse solo con una obra al año, pues aplicó de forma recursiva el Principio de Pareto.

En un año tenía 20 obras y se quedaba solo con el 20% que más ganancias le proporcionaba, es decir, 4 obras y de estas obras le aplicó el 20% nuevamente y se quedó con una obra.

Probablemente por su entusiasmo con el Principio de Pareto no se daba cuenta del riesgo que supone pasar de 20 obras a 1 al año, y que al mismo tiempo reduciría sus ingresos al 60% (100% * 0.8 *.8 = 64%) si no aplicaba una estrategia integral para sustituir las obras eliminadas por nuevas obras.

Además de aplicar el Principio de Pareto, se deben aplicar estrategias sistemáticas para la eliminación de problemas y obstáculos crónicos, entre ellos el análisis 5P que explicamos en el mismo curso mencionado..

Error 3) Creer que se debe eliminar lo trivial.

Es obvio que algunas actividades en la obra son menos valiosas que otras, pero eso no significa que no se deban hacer. No se trata de hacer un análisis detallado de un registro en una obra que costará millones de dólares, pero se tiene que establecer un nivel de análisis aceptable.

Si estudiamos la ley de Parkinson de la trivialidad podremos determinar un peso apropiado a cada tarea en lugar de eliminarlo.

En nuestros cursos estudiamos una estrategia que ayuda a establecer los equilibrios que hemos comentado.

Siguientes pasos

Cuando usted encuentre las áreas de 80/20 en su empresa y realice los cambios necesarios, tendrá menos dolores de cabeza y será un constructor más rentable.

Para obtener más información sobre el proceso de aplicación del principio de Pareto en presupuestos, recomendamos el excelente curso llamado “Domina Precios Unitarios”. Es un curso práctico con videos, manuales y ejercicios paso a paso enfocado en la elaboración de presupuestos por precios unitarios. Entre las estrategias y técnicas que se enseñan, está la aplicación del Principio de Pareto sin caer en los errores enlistados anteriormente. Entre algunas tareas que aprenderá, están las siguientes:

+ La aplicación práctica del Principio de Pareto
+ La prevención del uso excesivo del Principio de Pareto por medio del análisis sistematizado y análisis trivial.
+ Estrategias para la selección de obras que pueden ser más atractivas y rentables para el contratista sin sacrificar o arriesgar la carencia de trabajo.
+ Cómo aplicar el principio de Pareto a los conceptos de trabajo correctamente.
+ Cómo hacer un pre - estimado de un presupuesto para detectar los conceptos de trabajo más relevantes, sin tener que hacer análisis de precios unitarios.
+ El análisis 5D más detallado que se puede aplicar a los conceptos más relevantes. Es más preciso y exacto que el análisis común de precios unitarios y reduce el margen de error dramáticamente hasta un 2% comparado con el 5% más común.
+ Los 3 pasos para aplicar el Principio de Pareto correctamente a una explosión de insumos.
+ Cómo configurar una hoja de Excel para hacer graficas de Pareto sin la necesidad de programas o plugins.

Si le interesa el curso, puede adquirirlo y descargarlo en cualquier momento desde la siguiente página:

Curso de Precios Unitarios con Pareto

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.