Noticias : Breves : Centro Niemeyer de Avilés no es atractivo para el turismo

Noticias de Arquitectura

Centro Niemeyer de Avilés no es atractivo para el turismo

Este centro de arte cerró por algunos meses debido a la crisis económico que ha afectado España en los últimos años, debido a esto servicios turísticos ya no comercilizan con este inmueble. (Jue, 25 Oct 2012)
Con una caída del 9,2 por ciento de turistas este verano en Asturias, no corren buenos tiempos para el sector. El Gobierno del Principado, consciente de la mala situación, apuesta ahora por promocionar la región como un destino «multiproducto», que agrupe naturaleza, cultura, gastronomía, costas y turismo de congresos.




El martes pasado, doscientas empresas asturianas trataron de convencer a más de un centenar de touroperadores y agencias de viajes de las bondades de Asturias en el marco de la XVIII Bolsa nacional de contratación turística. De sus negocios saldrá buena parte de la contratación de servicios para la próxima temporada en la región.



El escenario elegido para las reuniones de compraventa ha sido el centro Niemeyer de Avilés, que aspiraba a ser uno de los iconos turísticos del Principado y que tras el boom de los primeros meses está viendo como su efecto de atracción de visitantes se diluye. Las cifras turísticas de este verano en Avilés han retrocedido a los niveles de 2010, antes de la apertura del centro.



El director de Comercio y Turismo del Principado, Julio González Zapico, reconoció ayer que los datos del sector no son buenos, ni en Asturias ni en Avilés. «Los datos que tenemos hasta este momento de número de visitantes y pernoctaciones no son positivos, y no son los que el sector quisiera, tanto aquí en Avilés como en el resto de Asturias», expuso González Zapico.



El director de Comercio y Turismo explicó que el descenso puede deberse a varios factores. De un lado, la crisis económica que iría en detrimento de las visitas nacionales -aunque el descenso de turistas que experimentó Asturias este verano fue el triple que la media española- y del otro la inestabilidad política. «La situación económica influye en que deje de venir turista nacional, y Asturias siempre ha bebido mucho del turista catalán y madrileño», explicó el director de Comercio y Turismo, quien, a continuación se refirió al efecto negativo en el turismo de la polémica en torno al Niemeyer. «Ese carácter sensacionalista que en algunos momentos se pudo hacer alrededor ha configurado esta situación no óptima», manifestó González Zapico.



De esta situación también dan fe los touroperadores nacionales que estos días visitan Asturias. Más de uno explicó que la mayoría de los paquetes turísticos en torno a Avilés y el centro Niemeyer planeados para el verano pasado se cayeron por la incertidumbre que planeaba sobre el centro. Carmen Rubio es asturiana pero trabaja fuera de la región en una empresa turística especializada en las «cajas regalo» y la «venta flash». Su área de trabajo es el Norte de España y explica que: «como buena asturiana me gusta vender cosas de mi tierra y que salga bien».



En este sentido, manifestó que su empresa comercializaba un producto específico para comarca de Avilés con el Niemeyer como eje central, pero que dejaron de hacerlo. «Toda la polémica influyó de una forma muy negativa. No te arriesgas a mandar gente porque no sabes muy bien si para la fecha en que visiten el lugar el centro estará abierto, cerrado, o sin contenido...», manifestó la experta

Rubio asegura que los valores de Asturias (calidad, paisaje, naturaleza y gastronomía) son suficientemente fuertes para que el producto Asturias no necesite más valores añadidos. Con todo y eso, la experta en turismo asegura que, dependiendo de la época del año, buscan cada vez más ofertas de ocio para complementar su estancia.

En este tipo de experiencias es experto Joaquín Esparza, que trabaja en una empresa especializada en viajes de incentivos y eventos. «La gente ya no quiere ser guiri, quiere ser turista», asegura. En este sentido, explica que los compradores de sus paquetes pagan por vivir experiencias. «Si les gusta el queso, no los llevas a comer queso, sino que los pones a meter quesos en una cueva con el quesero», explica. «En Asturias está funcionando muy bien el paquete de ver osos», añade. En esta experiencia, el turista madruga, se viste de guía de montaña, y se pierde por las brañas de Somiedo para acabar comiendo en un teito. «Saben que es muy difícil ver un oso, pero la emoción está ahí todo el viaje», comenta el experto en incentivos.



En total, durante dos días se sucederán en el centro Niemeyer 2.500 citas concertadas entre empresarios asturianos y touroperadores nacionales. Las reuniones, a un ritmo frenético de veinte minutos cada una, continuarán hoy durante toda la mañana. De lo sembrado estos días en Avilés, Asturias recogerá los frutos el próximo verano.

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.