Noticias : Arquitectura : ¿Qué hace un arquitecto?

Noticias de Arquitectura

¿Qué hace un arquitecto?

La definición más vieja que se ha hecho sobre la arquitectura es la de Vitrubio, arquitecto romano que nos legó un tratado de construcción. “La arquitectura”, dijo, “debe proporcionar utilidad, solidez y belleza”. (Lun, 23 Oct 2017)
¿Qué hace un arquitecto? Estos tres elementos no han variado a lo largo de los siglos y siguen siendo la aspiración de la buena arquitectura. El buen arquitecto busca la funcionalidad de sus proyectos -a eso se refiere Vitrubio al hablar de utilidad-, que estén construidos con los mejores materiales y acordes a un cálculo estructural que los haga seguros, y la última, la belleza, tema polémico en cualquier disciplina que conlleve cierta dosis de arte, se refiere a si ese edificio, por sí mismo, proporciona un valor estético, deleite y gozo.

Al recibir una educación que combina la práctica con la teoría, el arquitecto sale al mundo profesional con la capacidad de diseñar, de elegir el método constructivo más acorde con el tipo de proyecto que va a desarrollar, y con una capacidad de dirigir tanto el trabajo de gabinete con el de campo. Por eso Mies van der Rohe, el célebre arquitecto alemán, señaló la estrecha relación entre la arquitectura y la tecnología. Es decir, el arquitecto tiene un pie en la tradición y en la historia, que le dan un cimiento insustituible, y otro en el mundo que día a día cambia, atento a los avances, arriesgándose a experimentar con nuevos materiales o sistemas constructivos. A eso se refería Eugène Viollet-le-Duc cuando dijo que la arquitectura era “el arte de construir”: “Se compone de dos partes, la teoría y la práctica. La teoría comprende: el arte propiamente dicho, las reglas sugeridas por el gusto, derivadas de la tradición, y la ciencia, que se funda sobre fórmulas constantes y absolutas. La práctica es la aplicación de la teoría a las necesidades; es la práctica la que pliega el arte y la ciencia a la naturaleza de los materiales, al clima, a las costumbres de una época, a las necesidades de un periodo".

A lo largo del siglo XX, la casa habitación es el proyecto más importante para el arquitecto, el más fascinante e infinito en sus posibilidades. Por ello, Adolf Loos, el arquitecto vienés, se atrevió a marcar los límites del arte y la arquitectura al definir el carácter de la vivienda: "La casa debe agradar a todos, a diferencia de la obra de arte que no tiene por qué gustar a nadie. La obra de arte es un asunto privado del artista. La casa no lo es. La obra de arte se sitúa en el mundo sin que exista exigencia alguna que la obligase a nacer. La casa cubre una exigencia. La obra de arte es revolucionaria, la casa es conservadora. ¿No será que la casa no tiene nada que ver con el arte y que la arquitectura no debiera contarse entre las artes? Así es. Sólo una parte, muy pequeña, de la arquitectura corresponde al dominio del arte: el monumento funerario y el conmemorativo. Todo lo demás, todo lo que tiene una finalidad hay que excluirlo del imperio del arte".


(Chandigarh, Palacio de la Asamblea por Le Corbusier)

Conforme adquiere experiencia, el arquitecto aumenta el tamaño de sus proyectos, como el levantador de pesas que en cada posibilidad incorpora más kilos: de hacer remodelaciones, después se encarga de diseñar una casa y así, dependiendo de sus habilidades y alcances, podría, incluso, diseñar un rascacielos, un aeropuerto o una ciudad, quizá el nivel más alto de la escala, como hizo Le Corbusier en Chandigarh o recientemente Norman Foster en Masdar. Hay que tener en cuenta que no todo aquello que se construye puede considerarse arquitectura. A eso se refería Louis Kahn cuando dijo que "ante todo debo decir que la arquitectura no existe. Existe una obra de arquitectura. Y una obra de arquitectura es una oferta a la arquitectura en la esperanza de que ésta obra pueda convertirse en parte del tesoro de la arquitectura. No todos los edificios son arquitectura. El programa que se recibe y la traducción arquitectónica que se le da deben venir del espíritu del hombre y no de las instrucciones materiales".


(Masdar City |porFoster + Partners)

Un aspecto que suele obviarse o dejarse de lado es lo relacionado con la administración y la economía, partes fundamentales de su trabajo. Para llevar a buen término su trabajo, el arquitecto también debe ser un administrador eficiente para hacer rendir los recursos que generalmente suelen ser escasos.

Sin embargo, la profesión se ha diversificado a tal grado que las competencias del arquitecto abarcan campos más variados: desde realizar labores de gestoría en todo lo relacionado con trámites, permisos y licencias, supervisión de obras, cálculo estructural, mantenimiento, paisajismo, interiorismo, iluminación, desarrollo urbano, negocios inmobiliarios, docencia, arquitectura sostenible, etc. El abanico es amplio.

Así, la arquitectura seguirá cambiando sus paradigmas conforme la sociedad cambie sus modos y estilos de vida. No hay nada fijo, nada es eterno, como dicen los budistas. Tampoco para la arquitectura. Un arquitecto hace muchas cosas, tantas como caras tiene la sociedad a la que sirve.




Compartir artículo:

Lista de comentarios

9 de 2 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
, 2017-10-27
Comentarios por: Francisco José García
Muy bueno
 
Excelente página
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    
0 de 1 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
, 2017-11-09
Comentarios por: Carmen Elisa
 
Muy interesante todos los conceptos definidos y exactos a la consecuencia real.
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    
0 de 2 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
Sobre el arte , 2017-11-14
Comentarios por: Arq. Edward Durán Cuesta
Los criterios emitidos
 
Opino que el arquitecto debe estudiar el arte aplicado en la aruitectura antigua para poder aplicarla en un buen grado de aproximacion en la restauración de edificios catalogados como parte del patrimonio historico.
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    
0 de 1 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
Acción arquitectónica , 2017-11-22
Comentarios por: Guillermo Oscar Espinosa
 
La belleza constructiva, incluye además de las tres especificadas, lo que hoy llamamos buen gusto. Una expresión que casi todos la entienden pero muchos menos la tienen. Parece ser que según mi experiencia está asociada con el criterio, la autocrítica y la observación de proyectos existentes, que siempre nos enseñan y nos refinan cuando mostramos una actitud humilde de permanente aprendizaje.
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.

   

Síguenos

Applicaciones

Contáctanos

  • Domicilio: Detroit 9 - 704, Col Nochebuena, México DF

  • Teléfono: (5255) 52-35-86-04

  • Horario: Lunes a Viernes 9:30 hrs a 17:00 hrs (GTM -6)

  • En línea: FAQ