Noticias : Restauración y Remodelación : Enfatizar la belleza de lo antiguo a partir del lenguaje contemporáneo. Renovación del Convento de San Francisco en Santpedor, Cataluña.

Noticias de Arquitectura

Enfatizar la belleza de lo antiguo a partir del lenguaje contemporáneo. Renovación del Convento de San Francisco en Santpedor, Cataluña.

La arquitectura además de servir como morada del hombre es también una memoria colectiva que en sus formas refleja la cultura y la historia de un lugar.
Para que las generaciones más jóvenes conozcan y entiendan los distintos fenómenos culturales y procesos históricos y sociales acontecidos en épocas pasadas, es preciso e ineludible conservar la arquitectura, tanto aquella más pequeña destinada a la vivienda como las grandes obras públicas.
La conservación del patrimonio arquitectónico, no es una tarea fácil sobre todo si consideramos que las sociedades no son conjuntos estáticos pues están siempre en constante transformación. Perpetuar las funciones de la arquitectura hasta la eternidad es imposible, no así sus cualidades formales.



En este sentido es necesario cuestionarse ¿Cómo adaptar las antiguas edificaciones a las exigencias de la vida cotidiana? Evidentemente la conservación a ultranza de la arquitectura no es la solución por lo cual es necesario idear soluciones flexibles que busquen y promuevan el diálogo entre épocas distintas.



La adaptación de la arquitectura de épocas pasadas a las necesidades de la vida contemporánea más que un problema supone una nueva mirada que permita enriquecer e incluso de experimentar un nueva forma de producción arquitectónica. De esta manera, aquellos espacios que han perdido su actividad original y han quedado obsoletos pueden renovarse y establecer un diálogo que a la vez que hable del pasado refleje la manera de habitar e incluso la estética del presente.



La conservación del patrimonio arquitectónico a partir de proyectos de transformación de usos es un trabajo frecuente que si bien supone algunas restricciones, no deja de ser un terreno en el que pueden explorarse innovadoras soluciones, sobre todo cuando los arquitectos entremezclan el lenguaje antiguo con el contemporáneo. Un interesante ejemplo es el proyecto de renovación del convento Sant Francisco, realizado por el arquitecto David Closes.



El convento Sant Francesc, ubicado en el pequeño pueblo Santpedor, en Barcelona, fue construido a principios del siglo XVIII por sacerdotes franciscanos. En el año 1835 el convento fue abandonado y como ha sucedido con muchas otras obras antiguas, empezó un proceso de deterioro que en el año 2000 tuvo como consecuencia la demolición parcial del edificio, dejando únicamente el cascarón de la iglesia.



En este caso la transformación de funciones del edificio fue radical, pues de iglesia el edificio se convirtió en un foro cultural multifunciones.
A pesar del deterioro de la iglesia, su estructura portante, de piedra reforzada con elementos de tabiques, era bastante sólida por lo cual ésta fue mínimamente intervenida. No fue así con las bóvedas de la cubierta que se encontraron muy deterioradas e incluso colapsadas, por lo cual en algunas zonas fue necesario rehacerlas con concreto de acabado aparente y estriado, material que por sus cualidades pétreas se integra muy bien con la arquitectura original.



Una de las características más interesantes de este proyecto de renovación es que el arquitecto David Closes decidió conservar la imagen “ruinosa” del edificio, dejando expuestos los muros de piedra con todo y el desgaste generado por el paso del tiempo, de hecho, prácticamente toda la piedra que conforma los muros y columnas se dejó intacta.



El arquitecto aprovechó la rugosidad de la estructura para jugar con las texturas y colores de los materiales creando algunos nuevos elementos arquitectónicos con materiales como: concreto, madera, acero y cristal.
El resultado final de esta renovación permite leer las “heridas históricas” y los valores espaciales originales de este edificio sin renunciar por ello a la utilización de un lenguaje contemporáneo, determinado a partir de los nuevos elementos arquitectónicos en los que predominan los trazos rectos generando así un interesante juego de contrastes.
Los volúmenes necesarios para las nuevas funciones del edificio (salas de servicios de acceso vertical) se ubicaron en el interior y el exterior del edificio con el objetivo de preservar el espacio unitario de la nave de la iglesia.



Las nuevas entradas se resolvieron de tal forma que permitieran entender el edificio original como un gran bloque que a la vez tuviera la posibilidad de generar vistas diversas y únicas. La intervención estaba destinada a preservar el legado histórico del edificio mientras que la adición de nuevos elementos proponen un lenguaje contemporáneo que a la vez que se integra, renueva la imagen de la iglesia del antiguo convento de San Francisco.







Biografía: David Closes y Núñez

Compartir artículo:

Lista de comentarios

7 de 43 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
proyecto del convento , 2013-02-28
Comentarios por: Andres Coro, Falcón.
malo
 
soy estudiante venezolano de conservación y restauración de bienes, y este proyecto desde mi punto de vista me parece un ataque al patrimonio cultural y va en contra de todas las teorías del restauro y la conservación, seria bueno que los arquitectos estudiaran estas teorías para que no sigan cometiendo estas burradas... es lamentable como se puede destruir y dejar perder el patrimonio arquitectónico de una ciudad, y ¿no se supone que España tiene las técnicas mas avanzadas y respetuosas a la hora de conservar y restaurar? este tipo de proyectos deja mucho que pensar, es recomendable investiguen sobre las teorías de Camilo Boito, Cessare Brandi, y las diferentes cartas del restauro emitidas por la UNESCO.
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    
4 de 30 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
Ni tan malo ni tan bueno , 2013-03-02
Comentarios por: Javier B. A.
no tan mediocre
 
Primero de todo, los arquitectos españoles, al menos muchos, si estudiamos teoría de la restauración y conservación en la carrera y la seguimos utilizando luego. Segundo hay diferentes escuelas de restauración (tendencias mas que escuelas) en España y la de Cataluña, sigue en cierta medida la linea que en los 80-90 marcó la escuela de Milán, donde el valor de antigüedad y el valor de historicidad no prima sobre el valor de novedad (típica de obra nueva) lo que deriva en que se planteen dentro de edificios históricos obras completamente rompedoras con el estilo del edificio huésped, su carácter y su historia. Es cierto que esto desvirtúa la imagen que se tiene del edificio original, pero también es cierto que técnicamente no significa una mala resolución si el edificio nuevo o intervención nueva se puede desmontar sin dañar la obra original (que en este caso excepto en algún punto de la obra, por lo que se ve en las imágenes, parece que se cumple puesto que muchas veces esta intervención se ve como genera su propia estructura para ciertos espacios), de hecho y es muy interesante si se mira la 1ª foto se puede ver como mantiene hasta ciertos huecos existentes en las bóvedas, reconstruyendo la cubierta con elementos de estilo contemporáneo, pero tiene la sensibilidad de dejar la bóveda horadada, que no deja de ser un acto que busca mantener historia vital del edificio. El autor no elimina nada del edificio, de hecho rehabilita muchos elementos constructivos, pero todos los que añade nuevos tienen un lenguaje actual. Es criticable, si es cierto que es criticable (pero como toda intervención), pero también es cierto que seguro que nadie le puede acusar de generar falsos históricos, además vuelve a mostrar la materialidad de ladrillo de los muros de la nave principal totalmente oculta anteriormente (que es increíblemente bella), consigue devolver funcionalidad al edificio, y para mi es innegable que el conflicto estético que el propio autor genera le da una cierta sensación poética a la obra. A mi tampoco me gusta la decisión proyectual inicial, la desconsideración al valor de historicidad y antigüedad, pero ello no indica que se pueda argumentar que todo lo demás es horrible y carece de calidad, porque el trabajo denota un estudio previo importante, simplemente sigue una escuela diferente de restauración y es coherente con ello en su intervención. No hay una idea única de conservación y restauración de bienes, puede que esta no sea la que mas guste a la mayoría, pero es tan valida como otras. Claro siempre que de verdad se pudiese eliminar la intervención sin degradar el edificio, más allá de el estado previo a la intervención.
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    
4 de 37 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
Restauración de la Iglesia de Santpedor , 2013-03-05
Comentarios por: Sol P. Mayer
Restauración de la Iglesia de Santpedor
 
El proyecto es excelente, conserva a la vez que innova, difiero de los comentarios negativos, son ustedes muy conservadores ¡Arriba lo nuevo conservando lo antiguo!
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    
2 de 29 de los participantes encontró que el siguiente comentario es útil:
Calificaciòn para la renovaciòn del Convento , 2013-02-26
Comentarios por: Haydee
Renovaciòn del Convento
 
Es desagradable a la vista mezclar una obra estupenda que se realizo en el siglo pasado con la modernidad,lo que hubiera hecho es continuar con el mismo bosquejo que se tenia y no mezclar-lo y a parte construir algo nuevo con todas las ideas que puso en marcha en la renovaciòn del convento se ve grotesc.
Responda al comentario aquí - ¿Este comentario es útil para usted?    



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.

   

Síguenos

Applicaciones

Contáctanos

  • Domicilio: Detroit 9 - 704, Col Nochebuena, México DF

  • Teléfono: (5255) 52-35-86-04

  • Horario: Lunes a Viernes 9:30 hrs a 17:00 hrs (GTM -6)

  • En línea: FAQ