Noticias : Arquitectura : ARQUITECTURA DE FUERA IV: Las Pozas

Noticias de Arquitectura

ARQUITECTURA DE FUERA IV: Las Pozas

Existe toda una historia de la gran arquitectura que ha sido creada fuera del mundo de la arquitectura profesional. Conocida como arquitectura de fuera (outsider) o Visionaria, estas sorprendentes construcciones tienen varias cosas en común. (Jue, 17 Oct 2019)
ARQUITECTURA DE FUERA IV: Las Pozas Edward James nació en 1907 en el seno de la realeza británica, y vivió en un palacio de trescientas habitaciones (mucho después James convertiría este casa en el Colegio West Dean, internacionalmente reconocido como centro de restauración artística).

Se volvió poeta, se codeó con Dalí, Picasso y Stranvinsky, viviendo en Londres, París, Nueva York y los Angeles.



James fue un gran coleccionista de arte moderno, amasando la colección más grande de arte de anamorfosis.

Viajero incansable, fue en Estados Unidos, específicamente en Los Ángeles donde James conoció el trabajo de Simon Rodia y sus Torres Watts, que servirían de inspiración para su proyecto por el que sería reconocido.

En la década de 1950, con Plutarco Gastelum, un cartero que fungió como su guía, viajó por todo México.

James pasó una noche fuera del pueblo de Xilitla en medio de la exuberante jungla de la huasteca, localizada en el centro de México, en la base de una parte de las montañas de la Sierra Madre.

En sueños, se le aparecieron visiones increíbles, muy probablemente inducidas por las drogas.

Durante los siguientes 20 años, con la ayuda de 70 trabajadores del pueblo, con Plutarco como Administrador, contratista y colaborador, construyó aproximadamente 36 estructuras de concreto moldeado.

Las Pozas es un laberinto de pasarelas y terrazas suspendidas, escalones, piscinas naturales y cascadas, así como arcos, agujas, bóvedas y esculturas que combinan perfectamente en el paisaje natural.






Aún así, Las Pozas nunca fue terminado, y muchas de las estructuras permanecen inconclusas y sin pintar.

Divididas en tres partes (cielo, purgatorio e infierno), las estructuras son homenaje a las visiones de sus sueños.

El edificio que está en la entrada es el de mayor tamaño.

El visitante se siente enano al lado de las enormes columnas que soportan el edificio de tres plantas. Muchas de las estructuras se caracterizan por las escaleras curvas que no llevan a ninguna parte y recuerdan la obra de MC. Escher y su juego de perspectiva e intrincados entretejidos.

Desplegadas en hectáreas de espesa selva tropical, las obras fueron diseñadas para crecer canónicamente con su ambiente.

Muchas obras imitan la exuberante vegetación en forma de flores y arboles exóticos, mientras que en algunos lugares los arboles están modelados en las mismas formas que las estructuras de concreto.






Con el paso de los años, muchas de estas estructuras han adquirido una patina verde de musgo, acercando aún mas las construcciones y la selva que las rodea.

James también construyó un altar a la mariguana, elemento esencial de su inspiración arquitectónica, que consta de enormes hojas de mariguana de concreto.

Edward James se rodeo de vida salvaje, incluyendo papagayos, lagartos que nadaban en un tanque de agua que rodeaba el baño de James, una casa de madera para boas constrictor, mariposas e incluso un pequeño redil para gatos salvajes.

Dentro del paisaje hay una cascada de gran altura que cae en una piscina rodeada por estructuras de concreto parecidas a hongos construida desde el suelo de la piscina.

En una sección hay un molde de concreto del cuerpo de James, que asume la forma de una flor redonda y hace las veces de receptáculo de agua de lluvia.

A lo largo de sus años en Las Posas, James sólo dormía en una pequeñita choza, cuando no dormía al aire libre en una hamaca.




Se estima que James gastó, en cifras actuales, unos 5 millones de dólares para hacer realidad sus sueños surrealistas.

La revista del instituto Smithsonian (abril de 1999), calificó el sitio como "un sueño arremolinado en concreto, una fantasía de formas que se casa con Antonio Gaudí, M. C. Escher, Francesco Borromini, Simon Rodia y la Ciudad Esmeralda de Oz".

Compartir artículo:

Lista de comentarios



Agregar un comentario

Por favor llene completamente la forma abajo, y nosotros agregaremos su comentario tan pronto como sea posible.